96. Sartén Campera de Huevos Rotos con Pimiento (17 min)

Esta es otra de las recetas que me enseñó la familia de Virginia durante mi estancia en el campo. Además no tardé en prepararla pues, en la cesta de productos del huerto que me habían preparado, venían unos pimientos verdes fabulosos. Así que obsequié a mi familia días más tarde con este plato y lo repetí un poquito después en versión individual para seguir los cánones del blog, jejejeje.

Os cuento entonces lo que vais a necesitar para preparar este plato, sencillo y rápido, para reponer fuerzas después de un día de campo:

  •  135 gr de patatas pequeñas (ya limpias, sin piel).
  • 45 gr de pimiento verde (un poco menos de medio pimiento).
  • 1 huevo
  • Abundante aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo pequeños, o uno grande.
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Para prepararlo, lo primero que haremos será lavar y secar bien el pimiento verde. Lo cortaremos en tiras de unos 2 cm de largo por 0,5 de ancho. También cogeremos las patatas peladas y limpias y las cortaremos en rodajas de unos 3 milímetros de grosor.

Cuando hayamos terminado de cortar, prepararemos una sartén donde nos quepa todo y la llenaremos hasta la mitad con aceite de oliva. Pondremos la sartén al fuego, al 70% de potencia, y mientras tanto añadiremos sal a las patatas y los pimientos. Cuando el aceite esté caliente, añadimos las patatas y pimientos al aceite, junto con los dos dientes de ajo enteros (sin pelar). Los mantendremos así, dándoles la vuelta de vez en cuadno, durante unos 13 minutos, hasta que empiecen a dorarse.

Llegado este punto, cascaremos el huevo sobre la sartén y removeremos el contenido durante unos 30 segundos hasta que el huevo se quede cuajado a nuestro gusto. Rápidamente, sacaremos el contenido de la sartén con la rasera, escurriéndolo de aceite todo lo posible y pasándolo a un plato (que nos servirá de paso intermedio para escurrir el aceite otro poco más). Añadimos un poco más de sal y molemos pimienta negra sobre el plato, justo antes de servirla en nuestra cazuelita o sartén. Y… ¡listo! Ya tenemos el plato!! Sólo queda disfrutarlo. ¡Qué aproveche!

096_HuevosRotosCampo

Advertisements

81. Tortilla de Lacón a la Gallega (19 min)

Seguimos hoy dándole caña a la cocina gallega. No es que este sea un plato tradicional (al menos yo no lo he visto en mis visitas allí) pero lo que sí es tradicional de la zona es el lacón a la gallega; que reinventaremos hoy dándole un formato de tortilla. Así, además, aprovechamos para gastar algún huevo que tenía en la nevera pendiente de uso. Vamos allá con los ingredientes para nuestra clásica ración individual:  

  • 65 gr de lacón en lascas (de lote que empezamos ayer con la Zapatilla de Melo´s)
  • 125 gr de patatas monalisa, ya limpias (que teníamos danzando en la despensa tras preparar la Causa Mexicana)
  • 1 huevo (del lote que empezamos cuando hicimos el falso falafel)
  • ½ cucharadita de pimentón (la mitad picante y la mitad dulce).
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal Maldón

Para preparar nuestra tortilla, pelaremos y cortaremos las patatas como para tortilla (os pongo el link de la tortilla single por si queréis más referencias). Las freiremos en abundante aceite a fuego medio (50%) hasta que la patata esté ligeramente dorada (unos 7 minutos). Cuando estén, las sacamos a un plato con ayuda de una espumadera escurriendo bien el aceite y las reservamos ahí para que se enfríen.

Mientras las patatas de fríen, aprovecharemos para cortar el lacón en tacos gruesos. Cascamos el huevo y lo batimos en un plato hondo. Añadimos ahora el lacón en tacos, el pimentón picante y una pizca de sal (muy poquita, porque luego pondremos un poco de sal en escamas por encima). Mezclamos bien y reservamos hasta que las patatas estén templadas. En ese momento, añadimos las patatas a la mezcla y removemos bien. Pondremos una sartén pequeñita (la mía es de 18cm de diámetro) al fuego, al 70% de potencia, con una cucharadita de aceite. Cuando esté caliente, añadimos la mezcla y mantenemos en esa posición hasta que se haya cuajado ese lado (2-3 minutos). Pasado este tiempo, damos la vuelta a la tortilla con ayuda de un plato y cocinamos por ese lado 1 minuto más. Sacamos del fuego volviéndola a girar con ayuda de un plato, dejando el lado más bonito hacia arriba (siempre hay un lado más bonito, creedme, jejeje). Terminamos el emplatado rociando la tortilla con un hilo de aceite de oliva virgen extra, un poco de pimentón espolvoreado y unas escamas de sal Maldón.

Y… ¡listo! Espero que os guste!!!

081_TortillaLaconGallega

64. Causa Mexicana (35 min)

¡Tranquilos! ¡Que no vamos a hablar de política ni nada parecido! La “causa” es un plato típico de Perú que en esta ocasión hemos versionado para añadirle un toque mejicano. Para hacer un resumen muy grosero (y que los peruanos me perdonen) la causa es un plato, normalmente frío, en el que los ingredientes se sitúan entre 2 capas de puré de patatas (o bien rodeado de ella como nuestro típico brazo de gitano). Hoy, el toque mejicano se lo daremos introduciendo en el plato pico de gallo y sustituyendo la capa superior de patata con una capa de aguacate. Además, con ella gastaremos el atún que se nos había quedado viudo en la nevera después de preparar los sándwiches vegetales. Pero bueno, ya estoy adelantándome demasiado, así que vamos con la lista de ingredientes (para un buen plato o bien un entrante para dos personas):

  • 25 gr de atún (lo dicho, el resto de la latita que nos sobró después de hacer los sándwiches vegetales y que habíamos conservado en su propio aceite en un bote en la nevera).
  • 80 gr de tomate pera (el último del lote que compramos para preparar la ensaladilla de arroz, y para la salsa romesco con berenjena).
  • 20 gr de cebolleta (una pequeña)
  • 100gr de patatas monalisa (dos pequeñas, procurad que del mismo tamaño para que se hagan al mismo tiempo)
  • Zumo de media lima
  • 20 gr de mahonesa (ya nos queda poco del bote que hemos ido usando para los sándwiches vegetales y las ensaladas de los últimos días).
  • 85 gr de aguacate (uno de los pequeños)
  • 5 vueltas de molinillo de pimienta negra
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Sal

Para preparar la “causa mexicana” lo primero que debemos hacer es poner una cazuela pequeña con abundante agua a hervir y un pelín de sal. Cuando el agua esté hirviendo, añadimos las patatas y las dejamos hervir durante 25 minutos.
En este tiempo, lo siguiente que haremos será pelar el tomate, cortarlo en cubitos pequeños y ponerlo en un bol. Tras ello, cortaremos el corazón de la cebolleta también en pequeños cubos y añadiremos al bol. A ese bol, le añadiremos ahora casi todo el zumo de lima (dejar un chorrito para luego), sal al gusto y la pimienta negra. Podemos añadir, si queremos, algo de cilantro picado pero, como esta hierba tiene amantes y detractores, os lo dejo como opcional. ¡Ya tenemos listo nuestro pico de gallo! Ahora sólo nos queda escurrir el atún, añadirlo a nuestro pico de gallo y mezclarlo bien.
A continuación, cortamos nuestro aguacate por la mitad, le quitamos la piel y el hueso y lo cortamos en láminas finas, rociándolo después con el resto de zumo de lima que nos quedaba.
Puede que nos haya sobrado tiempo antes de que estén listas las patatas. Si es así, aprovechadlo como más os guste 😉 Eso sí, tan pronto haya pasado el tiempo de cocción, retirarlas del fuego y acelerar el enfriado metiéndolas en agua bien fría. Cuando estén templaditas (al menos, podéis esperar más si la queréis bien fría), las pelaremos y cortaremos en cubos que pondremos en otro bol. Añadiremos sal y aplastaremos bien con un tenedor hasta dejar un puré. En este punto, añadiremos la mahonesa y mezclaremos bien. Probamos de sazón y corregimos si es necesario.
Ya tenemos todo listo!! Ahora sólo nos queda montar el plato. Para ello cogeremos un molde y lo pondremos sobre el plato de servicio. En la parte de abajo, pondremos una capa del puré de patatas. A continuación, pondremos otra capa de la mezcla de pico de gallo con atún, procurando no añadir demasiada cantidad de líquido. La capa superior, la prepararemos con varias capas de láminas de aguacate. Retiramos el molde y añadimos un chorrito de aceite de oliva y unas escamas de sal (pues el aguacate no llevaba nada) y ¡¡a comer!! Espero que lo disfrutéis.

064_CausaMexicana

46. La Ensaladilla Rusa de toda la vida (22 min)

Sin duda uno de mis platos preferidos para el tapeo y picoteo informal, acompañada de unas patatas chips y una cervecita bien fría se hace irresistible. Y además, nos viene de perlas para terminar de gastar los guisantes, una de las zanahorias de las que teníamos empezadas (la penúltima) y  los huevos de codorniz. Tenemos tarea por delante, así que no me entretengo más, voy directa a los ingredientes:

  •  4 huevos de codorniz (de los que quedaban tras preparar la sopita castellana y las tostas de jamón) o un huevo de gallina
  • 20 gr de guisantes (los últimos que tenemos por gastar tras el arroz tres delicias y el flan de guisantes)
  • 40 gr de zanahoria (la que ya empezáramos para las albóndigas de Fuengirola y el arroz tres delicias también)
  • 160 gr de patatas monalisa limpias
  • 20 gr de pimiento morrón (de lata, reservar el resto de la lata, con su caldo, para una receta posterior).
  • 50 gr de atún en aceite (ya escurrido)
  • 14 aceitunas verdes sin hueso (mejor manzanilla, sin rellenar).
  • 40 gr de mahonesa (o lo que es lo mismo, cucharada y media)

 Para preparar la ensaladilla, lo primero que tenemos que hacer es poner una olla con abundante agua a hervir y un poco de sal. Después, lo que haremos es cortar la zanahoria en cubos de 1 cm de lado aproximadamente y las patatas en cubos de 2,5 cm. No hace falta que sean cubos perfectos, nos vale como en esta foto que os muestro. Lo importante es que tengan esta diferencia de tamaño, pues es lo que nos hará que las dos hortalizas tarden el mismo tiempo en estar listas.

046_EnsaladillaRusa_makingoff

Cuando las tengamos cortadas y el agua esté hirviendo, las añadimos al agua y mantenemos el fuego al 70% de potencia. Hervimos durante unos 14 min, o hasta que notemos que las patatas no ponen resistencia al pincharlas con un tenedor. Cuando tengan este punto, las sacamos con una espumadera del agua y las ponemos a escurrir; añadiendo a continuación al agua hirviendo los huevos, para cocerlos. Para esta operación, necesitaremos 8 minutos para el caso de los huevos de codorniz y 12 minutos si se trata de un huevo de gallina.

Mientras van cociendo las hortalizas y los huevos, podremos aprovechar para picar el pimiento morrón, cortar las aceitunas por mitades (dejaros 4 para decorar el plato si queréis) y escurrir y desmenuzar el atún, poniéndolo en un bol. Escurrimos y añadimos también los guisantes, y la zanahoria y patatas cuando se hayan enfriado un poco. El último toque lo daremos añadiendo el huevo cocido picado, sal al gusto y la mayonesa. Mezclamos todo muy bien y reservamos hasta el momento de consumirla en la nevera, para que coja algo de fresquito.

Después, la servimos y decoramos al gusto; y la “acompañamos bien” como os decía al principio 😉  ¡¡¡Espero que os guste!!!

046_EnsaladillaRusa

42. Repollo Salteado con su Ajada (30 min)

“Ajada” es la palabra que usa mi abuela para describir cuál es el secreto de este plato. “El secreto está en ponerle una buena ajada” me decía y al principio yo no caía a qué se refería. Pero luego me explicó, consiste en saltearlo con bastante ajo y un buen aceite de oliva. Ella se refiere también a una buena cantidad de aceite de oliva, pero yo en este caso voy a ser un pelín más comedida con ésto, para que siga resultando igual de sabroso, pero un pelín más sano.

Necesitaremos para este plato:

  • 290 gr de repollo (lo que nos sobró tras preparar ayer la ensalada americana)
  • 150 gr de patatas monalisa limpias (ya peladas)
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadita, de las de moka, de pimentón dulce
  • ½ cucharadita, de las de moka, de pimentón picante
  • Sal

Lo primero que tendréis que hacer, es cortar el repollo en 4-5 porciones y limpiarlo bien bajo el agua del grifo. Para este plato necesitaremos usar la olla exprés, pero si no tenéis también podéis usar una olla normal, pero tardaremos un poco más. En el caso de que tengamos olla exprés, la ponemos a calentar con abundante agua al 60% de potencia. Añadimos las patatas peladas, el repollo limpio y un puñadito de sal. Cerramos la olla y mantenemos así hasta que empiece a salir vapor por la válvula. Desde ese momento, contaremos 6 minutos y, entonces, apagaremos y retiraremos la olla del fuego. Si en vuestro caso es una olla normal, tendréis que hervir durante 20 minutos en lugar de 6.

Dejamos enfriar bien la olla, mínimo 4-5 min, abrimos la válvula para que salga todo el vapor y finalmente abriremos la olla. Escurrimos bien el contenido de la olla en el escurridor y lo dejamos ahí mientras preparamos el toque final del plato. Esto es, pelar y laminar el diente de ajo finamente. Ponemos una sartén al fuego, al 60% de potencia con las 3 cucharadas de aceite, cuando esté caliente, añadimos los ajos y los vamos moviendo hasta que empiecen a dorarse. En ese momento, añadimos el pimentón e inmediatamente después, el repollo y la patata. Rehogamos durante 4 minutos, probamos de sal, corregimos si es necesario y ¡listo! Podemos emplatarlo y disfrutarlo!!

042_RepolloconAjada

29. Crema de Remolacha con Manzana Verde y Yogur (40 min)

A pesar del nombre y del color ¡no penséis que es un postre! Se trata de una crema perfecta para una cenita entre semana por ejemplo, o incluso como aperitivo si lo ponemos en vasitos más pequeños. El juego de sabores entre la crema, ligeramente dulce, y el yogur, con su toque de acidez, hacen que comerla resulte muy divertido. Si ya os ha llamado la atención por los ojos, os terminará de sorprender por el gusto.

Necesitaréis, para prepararla, los siguientes ingredientes (las cantidades sirven para dos veces, pues llena bastante):

  •  150gr de remolacha cocida (del lote que empezamos con la ensalada).
  • 50 gr de cebolla limpia
  • 85 gr de patata pelada y lavada
  • 250 ml de caldo de verdura (si abris un brick nuevo, congelar el sobrante en una ración de 250ml y otra de medio litro)
  • 100 gr de manzana Granny Smith (esto es aproximadamente una manzana pequeña).
  • 50 gr de yogur griego natural (sin azucarar)
  • Sal
  • Unas nueces peladas (al gusto) y pimienta negra molida para decorar.

 Para prepararlo, lo primero es picar la cebolla en cuadritos y la patata en cubos algo más grandes y, sin mezclar, los reservamos. Picamos también la remolacha en cubos y reservamos.

 Ponemos una cazuela al fuego (al 50% de potencia) donde pondremos a derretir la mantequilla y, una vez derretida, le añadiremos los cuadritos de cebolla, pochándola durante 2 minutos. Después, le añadiremos la patata y rehogaremos otros 4 minutos; tiempo que aprovecharemos para pelar y cortar la manzana también en cubos grandes. Pasados los 4 minutos de la patata, incorporamos la manzana y rehogamos 2 minutos, y justo entonces añadiremos la remolacha, dejándolo pochar unos últimos 2 minutos.

Adjunto cuadro resumen de los minutos e ingredientes por si alguien se ha perdido… jejeje.

 029_CroquisCrema

Una vez hemos terminado los “pochados” añadimos el caldo de verduras y sal. Tapamos la cazuela y cocinamos todo el conjunto durante 20 minutos.

Tras ello, apagamos y retiramos del fuego, añadimos la mitad del yogur y trituramos todo muy bien con ayuda de la batidora. Probamos y corregimos de sal si fuese necesario.

Servimos en el cuenco donde lo vayamos a tomar con una isla de yogur en el centro y espolvoreado con las nueces picadas groseramente y un poco de pimienta negra molida.

¡Buen provecho!

029_CremaRemolachaManzanaYogur