57. Pizza de Pollo a la Barbacoa (23 min + fermentación -30 min-)

Tenemos pollo en la nevera y tenemos también levadura fresca y cebolla roja… ¡Cómo no vamos a preparar una pizza! Además así cumplo con la petición del público que me hizo una lectora (Britix) hace unos días. En este caso, prepararemos una de mis pizzas favoritas: con salsa barbacoa. Ummm!! Soy fan de esta salsa y es prácticamente lo único que bajaré a comprar al súper, junto al queso y bacon, ya que entre la nevera y la despensa tengo todo lo demás. Os cuento los ingredientes que necesitaremos para que podáis ver vosotros también si echáis algo en falta. Para preparar esta pizza individual de pollo a la barbacoa necesitaréis:

Para la masa:

  • 85 gr de harina
  • 50 cl de agua templada
  • 3 gr de levadura fresca de panadería (de la que teníamos en la nevera tras preparar la focaccia)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pellizco de sal

Para el topping:

  • 50 gr de pechuga de pollo en un trozo ( lo que nos sobró tras preparar el wok de pollo agridulce)
  • 15 gr de cebolla roja (también teníamos en la despensa tras preparar el wok)
  • 12 gr de maíz (abrir una lata y dejar el resto, junto con el caldo de conserva, en la nevera que lo gastaremos en breve).
  • 2 lonchas finas de bacon (he comprado un par de lonchas finas y una gruesa, para combinar platos como hicimos con el lote anterior, que preparamos los sándwiches de bacon, las lentejas, etc.).
  • 70 gr de mozarella en lonchas (unas 7 lonchas pequeñas, pedirlas así tal cual en la charcutería).
  • 2 cucharadas de salsa barbacoa Hunts Original (hay otras marcas, pero no son lo mismo…)
  • 2 cucharaditas de aceite
  • Orégano al gusto (también teníamos después de preparar la focaccia)
  • Sal

Para preparar la pizza, lo primero que haremos será preparar la masa. Para ello, en un bol mezclamos todos los ingredientes secos, es decir, la sal y la harina. Por otro lado, disolvemos la levadura en el agua templada y lo vertemos en el bol de la harina, donde habremos hecho para ello un hueco central. Añadimos también el aceite y removemos con una cuchara para empezar a ligar la masa. Cuando estén todos los ingredientes mezclados, enharinamos la mesa con la cucharada de harina extra y amasamos durante 2 minutos. Cuando tengamos una masa uniforme, le daremos forma de bola y reservaremos en otro bol enharinado. La tapamos con film o con un paño húmedo y la mantenemos en un lugar cálido de la cocina (entre 24-40 grados) durante una media hora.

Entre tanto, aprovechamos para preparar el resto de los ingredientes. Cortaremos la cebolla roja en tiras (juliana) no muy finas, el bacon en cintas de 1,5 cm de ancho y escurriremos el maíz. En cuando al pollo, lo cortaremos en tacos  de 1cm de lado aproximadamente y lo sazonamos. Pondremos una sartén a calentar al 70% de potencia, a la que añadiremos las 2 cucharaditas de aceite. Cuando esté caliente, añadiremos el pollo y lo saltearemos durante 1 minuto nada más, lo justo para que se selle por fuera por todos los lados y no pierda jugos en el horno. Pasado este tiempo, apagamos el fuego y sacamos a un plato los tacos de pollo, para que se enfríen. Dejaremos a mano también la salsa barcacoa y el queso para utilizarlo luego. Si hecho esto aún nos queda tiempo para que pase la media hora… pues sólo nos queda esperar…

…Pero cuando pase la media hora, hay que ponerse de nuevo manos a la obra. Encenderemos el horno y lo precalentaremos a 200 grados con calor arriba y abajo y el ventilador. Después, cogeremos dos trozos de papel de horno del tamaño de la bandeja y pondremos uno de ellos sobre la mesa. Sobre él, pondremos la masa y la iremos estirando para conformar la base de nuestra pizza. Si vemos que nos cuesta, nos podemos ayudar con el otro papel de horno. ¿Cómo? Pues tapamos la masa con el otro papel y con ayuda de un rodillo (o una botella de vino vacía) la iremos estirando hacia los  lados hasta que nos quede bien fina (3 o 4 mm de grosor solamente). Retiramos el papel de horno superior y ya tenemos nuestra masa de pizza estirada. Ahora vamos a “decorarla”: pondremos en primer lugar las dos cucharadas de salsa barbacoa y la extenderemos bien con la misma cuchara. Después, extenderemos sobre ella las lonchas de mozarella y luego en este orden el resto de ingredientes: maíz, cebolla, pollo y bacon. La metemos en el horno, situándola más cerca de la zona baja del mismo, y la hornearemos durante 12 minutos. Al sacarla del horno, espolvoreamos con orégano al gusto y ¡lista para comer! Espero que os guste.

057_PizzaPolloBBQ1

Advertisements

19. Lentejas, como las de mi madre (37 min)

Vamos con otro plato clásico, genial para el invierno y sobre todo para este fin de semana que han previsto (muy acertadamente) como el más frío del año. Con él remataremos las patatas monalisa que aún teníamos tras la tortilla, la cazuelita y la cremita de puerros, y remataremos el bacon que habíamos comprado de aquella forma tan especial cuando preparamos la carbonara (las 2 rebanadas gruesas y las 4 finas). Con estas cantidades tendréis lentejas para un par de días (merece la pena). Si no os apetece comerlas dos veces en la misma semana, siempre podéis congelar una ración, eso sí, en ese caso, evitar congelar la patata, pues nos quedará con una textura horrible una vez descongelada.
Como podéis intuir en el título, esta receta me la enseñó mi madre, así que va dedicada a ella con todo el cariño.

Para preparar las lentejas, vais a necesitar:

  • 215 gr de lentejas (pesadas en seco)
  • 90 gr de patatas monalisa
  • 30 gr de bacon
  • 50 gr de cebolla limpia.
  • 50 gr de tomates canarios o pera pelados (comprar 4-5 más, que los usaremos para próximas recetas).
  • 40 gr de chorizo (tipo Palacios).
  • 1 diente de ajo entero (sin pelar)
  • 750 ml de agua fría
  • 1 cucharadita de sal, colmada,
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • ½ cucharadita, de las de moka, de pimentón.
  • 1 hoja de laurel fresco.

Poner las lentejas a remojo, en abundante agua fría, durante unas 10 horas (no más tiempo, que nos jugamos que empiecen a germinar!!!). Pasado ese tiempo, cuando las vayamos a preparar, escurrirlas, aclararlas y reservarlas en el escurridor.

Cortamos la cebolla en cuadritos pequeños (5x5mm). Ponemos una sartén a calentar al fuego, al 60% de potencia, con las 4 cucharadas de aceite de oliva y echamos la cebolla, para empezar a sofreírla y el diente de ajo sin pelar (la piel evitará que se queme), cocinar durante 6 min. Entre tanto, pelar y cortar los tomates en cuadritos.

Quitarle la piel al chorizo y cortar en 5-6 trozos, al igual que el bacon. Reservarlo todo.

Cuando hayan pasado los 6 minutos de la cebolla, añadir el chorizo y el bacon a la sartén, rehogar durante 2 min y echar el tomate y el pimentón, y seguir rehogando durante un minuto más (no más tiempo, que si el pimentón se quema, amargará).

Poner, entre tanto, en la olla express las lentejas, los ¾ de litro de agua, las patatas y la sal y encender el fuego, al 50% de potencia. La dejaremos así, abierta, mientras empieza a coger calor y mientras terminamos el sofrito. Cuando el sofrito esté listo, volcar la sartén con todo su contenido en la olla express, cerrarla y subir el fuego al 60% de potencia. Contaremos, desde que el vapor comience a salir por la válvula, 10 minutos y pasado este tiempo, apagamos el fuego, retiramos para que se enfríe durante 3 min, después abrimos la válvula para que salga el resto del vapor, y finalmente (sin prisa para mayor seguridad) abriremos la olla. Probaremos el punto de las lentejas, si aún están duras, continuaremos la cocción pero ya con la olla abierta, para que así podamos ir comprobando el punto sin pasarnos. Igualmente, podremos corregir añadiendo agua si vemos que les faltase líquido. Cuando tengamos el punto deseado, servir y ¡¡a comer!!

Nota: El tiempo de cocción y la cantidad de líquido que necesitemos puede variar bastante en función del tipo de lentejas que usemos, el tipo de patata y el tipo de olla express que tengamos…(si no tenemos olla express, el tiempo de cocción superará la hora fácilmente), así que tendréis que cogerle el punto con vuestros propios materiales. Mi recomendación: mejor quedarse algo cortos de cocción y ligeramente cortos de líquido (no menos de la cantidad que os indico, para que no se pegue) porque así nos será más fácil “arreglarlo” llegado el caso (con más cocción y/o añadiendo agua). Si nos han quedado líquidas de más, siempre podemos coger unas cuantas lentejas, triturarlas y volverlas a añadir a la olla, para que espese la salsa.

019_Lentejas

18. Sandwich tipo Rodilla de Bacon y Huevo (15 min)

Os presento hoy una receta muy sencilla para una noche en la que lleguéis a casa tarde después del trabajo y no os apetezca complicaros la vida. Inspirado en los sándwich de la cadena Rodilla, que me encantan, aquí va mi versión de este clásico que es el favorito de mi hermana. Esta receta va dedicada a ella, a la que espero ver dentro de muy poco!!! Espero que os guste.

Para prepararlo necesitaréis:

  • 25 gr de bacon en un taco (un pedazo de la última loncha gruesa que nos quedará en la nevera).
  • 1 huevo duro pequeño (50gr)
  • 20 gr de mahonesa (nos vale de bote)
  • 10 gr de requesón (o ricota)
  • 1 pizca de sal
  • 2 rebanadas de pan de molde

Si no tenemos huevo cocido (de alguna caja que nos estuviera a punto de caducar y hayamos cocido para prolongar su duración) cocer uno en agua hirviendo durante 12 min. Bueno, de hecho, mejor que cozáis dos, que utilizaremos otro dentro de poco. Sacar y enfriar bajo el chorro de agua fría. Pelar y cortar en cubitos de 4mm de lado aproximadamente (si lo hacemos con un “chisme” de estos que cortan los huevos en rebanadas, podemos dejarlo picado en 3 movimientos –uno por cada eje-). Reservar en un bol.

Cortar el taco bacon en tiras de 2 mm de grosor y poner en una sartén caliente, sin nada de aceite, al 60% de potencia. Remover de vez en cuando y saltear hasta que esté bien hecho (unos 5-6 minutos). Dejar que se enfríe un poco y añadir al bol con el huevo.

Añadir al bol, también la mahonesa, el requesón y la pizca de sal y formar una pasta con la que rellenaremos el pan de molde. ¡¡Y a comer!!

018_SandBaconyHuevo

15. Pinchos de dátil y bacon (11 min)

Hoy inauguramos en el blog una nueva categoría: ¡¡fiesta!! Al margen de las categorías de los ingredientes, que os explicaba en la página dos maneras de usar este blog, esta categoría englobará las recetas que son susceptibles de hacerse en mayor cantidad y servir como tapa o canapé en una fiesta. Y es que los singles también somos gente sociable y a menudo tendremos invitados a comer o cenar 😉
Estrenamos la categoría con esta receta, deliciosa y muy fácil de preparar, que me enseñó mi querida amiga (y excelente actriz) Raquel D.D. Yo os indico aquí las cantidades para uno solo, para aquellos días en los que nos queramos dar un homenaje, pero si lo queréis preparar para una fiesta, calcular un par de pinchos (o tres) por persona.

4 dátiles sin hueso

4 lonchas finas de bacon (del lote que os anunciaba en la receta de la carbonara).

4 palillos de madera

1 taza de agua.

Precalentar el horno a 180 grados. Sumergir los palillos en la taza de agua para que se remojen bien (así evitaremos que se quemen en el horno y den sabor a quemado al plato).

Por otro lado, quitar la corteza y posibles huesecillos de las lonchas de bacon. Colocar un dátil sobre uno de los extremos de una de las lonchas e irlo enrollando para que el dátil quede bien envuelto. Sujetar la loncha con uno de los palillos remojados y repetir la operación otras tres veces hasta tener listos los 4 pinchos.

Ponerlos sobre una fuente apta para horno. Hornear durante 7 min con la opción ventilador (si la tenemos) y estarán listos para servir. Eso sí, tened cuidado que los dátiles guardan mucho el calor, no os queméis y …  ¡¡Que aproveche!!

015_PinchosDatil

14. Una Carbonara sin Nata (29 min)

Con esta receta gastaremos el resto de los champiñones que habíamos comprado en el Mercado de Chamartín, además, optamos hoy por la versión “ligera” de la receta, ya que no le añadiremos nata. En cuanto a la compra del Bacon, una observación, yo pedí al charcutero un lote 2 lonchas gruesas (0,5 cm de grosor aprox.) y 4 finas, que nos servirán para esta y las próximas recetas.

Pero no nos adelantemos, vamos a listar los ingredientes de nuestra “falsa carbonara”:

  • 50gr de champiñones (todo lo que nos sobró tras preparar el carpaccio)
  • 1 loncha gruesa de bacon (de 0,5 cm aprox de ancho, que serán unos 35 gr)
  • 60 gr de cebolla limpia (ya limpia),
  • 80 gr de pasta (cintas en nuestro caso)
  • 40gr de queso philadelphia
  • 1 huevo (sólo la yema)
  • 100ml de leche
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Queso rallado (opcional)

Ahora os cuento cómo prepararla:

Lo primero de todo, poner a calentar el horno a 200 grados.
Poner una cazuela con abundante agua y un poco de sal a hervir. Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante de manera que la dejemos al dente, porque luego “remataremos” la cocción en el horno. Apartamos del fuego, enfriamos bajo el chorro de agua fría y dejamos escurriendo.
Mientras tanto, cortar la cebolla en juliana fina (tiras finas) y ponerlos a pochar en una sartén con dos cucharadas de aceite, al 50% de potencia, durante 5 minutos. Mientras tanto, lavar, pelar y cortar los champiñones en gajos y añadir a la sartén cuando hayan pasado los 5 minutos que comentábamos antes. Cortar ahora el bacon en bastones y añadir a la sartén con el resto de ingredientes, dejando pochar el conjunto durante 7 minutos más, removiendo de vez en cuando.
Mientras la sartén sigue “trabajando”, prepararemos la salsa, poniendo en el vaso de la batidora el queso, la leche, la yema de huevo y un poco de sal. Batimos el conjunto, comprobamos el punto de sal y corregimos si es necesario.
Para terminar el plato, ponemos en una fuente apta para horno la pasta, regamos con la salsa y ponemos por encima el contenido de la sartén (bacon, cebolla y champiñón). Si queremos, podemos añadir algo de queso rallado por encima. Metemos en el horno y horneamos durante 12 minutos. Sacar del horno y ¡¡a comer!!

014_CarbonaraSinNata