62. Sándwiches Vegetales con Atún (15 min)

Esta receta fácil, rapidísima y súper jugosa me la enseñó mi abuela Chon. Ella suele preparar estos sándwiches en grandes cantidades para usarlos como entrante en fiestas o reuniones y… ¡siempre son un éxito! Yo lo he comprobado también a menudo en mis merendolas, habiendo encontrado en mi amiga Chus a una de las mayores fans de este plato 😉

Hoy comparto con vosotros este pequeño secreto, dedicándosela especialmente a ellas dos (se ve que esta receta va de “ch-es”… )

Os cuento los ingredientes que vais a necesitar para preparar cada sándwich, pues recordad que siempre hablamos de cantidades para una persona sóla, pero si queréis ampliar las cantidades, sólo tendréis que multiplicar:

Cuando tengamos todos los ingredientes, lo primero que haremos es lavar y secar muy bien la lechuga. Tras ello, la cortaremos en tiritas finas (juliana) y las reservaremos en un bol, añadiéndole ahora una pizca de sal, pues es el ingrediente más “soso” del sándwich.

Después, picaremos en cubitos pequeños el pepinillo y lo añadiremos también al bol, junto con el atún bien escurrido de su aceite. Añadimos la mayonesa y mezclamos muy bien hasta que nos quede una mezcla uniforme. Con esta mezcla, rellenaremos el sándwich y lo cortaremos en 4 triangulitos para darle una mejor presentación. Y… ¡ya lo tenemos! Fácil, ¿eh? Ahora… ¡¡a disfrutarlo!!

062_SandwichVegetalAtun

54. Sándwich de Gambas con Crema de Queso (12 min)

Continuamos hoy con esta sabrosa receta que nos servirá tanto para una cena ligera como para aperitivo en algún evento con amigos. Esta receta está inspirada en unos sándwiches que solía comprar hace un montón de tiempo en El Corte Inglés, cuando salía a dar una vuelta con mi madre por Madrid y pasábamos la tarde mirando tiendas. Y no es que ya no salgamos de compras, es que ya hace tiempo que no los venden, jejeje. Así que me he tenido que buscar la vida para imitar la receta y poder seguir contando con este sabor en casa. Además de para atenuar este momento “morriña”, esta receta nos sirve para aprovechar el resto de los langostinos que no habíamos gastado en la receta de pimientos.

Para preparar cada sándwich necesitaréis:

  • 150 gr de langostinos o gambas crudos enteros (el resto del paquete que compramos para los pimientos del piquillo rellenos de gambas y que teníamos en el congelador)
  • 50 gr de queso philadelphia
  • 1 cucharada de mahonesa
  • 1 cucharada de kétchup
  • 1 cucharadita, de las de moka, de brandy
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • Sal

Para prepararlo, lo primero que tenemos que hacer es cocer los langostinos. Para ello, ponemos una olla con abundante agua (más de 1,5 litros) a hervir. Si nuestros langostinos son congelados, como es el caso, además tendremos que haberlos sacado con antelación del congelador. Os recomiendo hacerlo unas 4-5 horas antes si lo sacáis a temperatura ambiente o, lo que es mejor, más de 8 horas si lo pasamos del congelador a la nevera. El caso es que consigamos que los langostinos estén prácticamente descongelados cuando lleguemos a este punto.

Cuando el agua esté hirviendo, le echamos un buen puñado de sal y echamos los langostinos; manteniéndolos en el agua hirviendo durante 3 minutos. Pasado este tiempo, apagamos el fuego, los enfriamos en el escurridor bajo el agua del grifo o en un bol con agua con hielo y los dejamos enfriar un poco antes de pelarlos.

Mientras tanto, aprovecharemos para ir mezclando el queso con la mahonesa, el kétchup y el brandy, hasta tener una crema homogénea que será nuestra crema de queso con sabor a salsa rosa. Probamos el punto de sal y corregimos si es necesario.

Ahora, pelaremos los langostinos y los filetearemos, dejando algún pedacito un poco más grande, que siempre apetece encontrarse algún tropezón para saber que el sándwich, efectivamente, es de gambas 😉

Añadimos los langostinos fileteados a la crema de queso y mezclamos bien. Y ya lo tendremos listo para untar sobre una de las rebanadas, taparlo con la otra y ¡¡disfrutarlo!! Espero que os guste.

054_SandwichGambas

25. Mi versión rápida del “I love Lucy” (20 min)

Sin duda yo sí que me enamoré de este plato al probarlo en Mel´s… tanto es así que creo que nunca he probado otra cosa en este restaurante… jejeje. Pues bien, aprovechando que teníamos rúcula en la nevera, me he decidido a imitarlo en una versión rápida apta para nuestra misión (no tardar mucho más en prepararlo que en comerlo). Otro día aprenderemos a hacer roast beef, o rosbif, según prefiráis; pero hoy no es ese día.

Incluimos, por tanto, otro plato nuevo en la categoría “versionando platos de la calle” en los que me aventuro, guiada por mis ligeras nociones de cata y mi experiencia como cocinillas, a intentar repetir en casa platos que me apasionaron cuando los probé en la calle. Unas veces me acercaré más y otras me acercaré menos, pero espero que en cualquier caso os resulten interesantes.

Sin enrollarme más, os cuento lo que vais a necesitar para este sándwich:

  • 10 gr de mostaza antigua (tendremos en la nevera de la que usamos para la hamburguesa)
  • 1 gr de miel, que es más o menos una cucharadita de las de moka (también tendremos de la misma receta, que usamos para caramelizar la cebolla).
  • 5 gr de mahonesa (que tenemos abierta después del sándwich de bacon y huevo).
  • 2 rebanadas de pan de molde.
  • 30 gr de tomate fresco (no lo pongo en negrita, porque esta vez yo he tenido que comprarlo a propósito)
  • 100 gr de filetes de ternera finos (yo compré una bandeja de 200gr, que el resto los usaremos mañana).
  • Margarina.
  • 1 cucharadita de agua.

Para prepararlo, en un botecito de cristal ponemos la mostaza, la miel y la cucharadita de agua. Calentamos 10 segundos al microondas y luego cerramos el bote y lo agitamos bien cual coctelera, para que se mezclen bien los ingredientes. Abrimos el bote, echamos la mahonesa y repetimos la “operación coctelera” hasta tener bien integrada la salsa. Reservamos.

Cortamos el tomate en rodajas, salamos y reservamos también.

Untamos con margarina sólo una de las caras de cada rebanada de pan de molde y reservamos.

Ponemos los filetes entre dos láminas grandes de papel de aluminio y les pasamos por encima el rodillo (nos valdrá también una botella de vidrio vacía) hasta que queden bien finos. Ponemos una sartén grande a calentar sin aceite, al 70% de potencia. Cuando esté bien caliente ponemos en ella los filetes y los hacemos 10 segundos por cada lado. Los sacamos del fuego, los sazonamos y los introducimos en el pan de molde, dejando los lados untados con margarina hacia afuera.
Ponemos el sándwich en la sartén (que habremos limpiado de los restos de la carne y vuelto a poner al fuego) y doramos el pan por ambos lados. Cuando esté listo, lo pondremos en el plato y le introducimos las rodajas de tomate, la rúcula y regamos ligeramente con la salsa del botecito (seguramente os sobre un poco). Lo cortamos (o no) y ¡¡a comer!!

¡Buen provecho!

025_SandwichRapidoLucy

22. Sandwich de Queso Azul, Nueces y Pasas al Ron (10 min + remojo)

No nos viene mal, después del plato de ayer, comer algo de verde para aligerar y preparar además un plato un poco más sencillo. Por ello he pensado en hacer este sándwich, inspirado nuevamente en los sandwich rodilla (esta vez mi favorito), con el que aprovecharemos parte del queso azul (gorgonzola) que nos sobró ayer después del risotto y el philadelphia que empezamos en la carbonara.

Este sándwich lleva además algo de rúcula, un ingrediente un poco “peligroso” porque, aunque lo usaremos en tres recetas próximamente, lo haremos en cantidades pequeñas por su sabor fuerte. Por este motivo y por lo poco que tarda en caducar (en 3-4 días después de abierta la bolsa ya toma un sabor demasiado fuerte) es posible que la rúcula sea uno de los primeros ingredientes que nos gane la partida que da nombre al blog… Pero no nos pongamos tristes, jejeje, vamos a ponernos manos a la obra y veréis que aunque nos sobren unas pocas horas, merecerá la pena 😉

Os listo los ingredientes a utilizar:

  • 30gr de gorgonzola
  • 65 gr de philadelphia
  • 10 gr de pasas
  • 15 gr de un buen ron añejo (yo usé Matusalen 7)
  • 10 gr de nueces
  • 10 gr de rúcula
  • 2 rebanadas de pan de molde

Ponemos las pasas en una tacita o vaso de chupito y las cubrimos con el ron (la cantidad de ron que necesitéis puede variar, pero el caso es que tenéis echar ron hasta cubrir las pasas). Dejamos en remojo unos 20-30 min.

Pasado este tiempo, escurrimos las pasas bien y las ponemos en el accesorio picador de la batidora junto con el queso philadelphia, el gorgonzola y la mitad de las nueces. Picamos hasta obtener una masa homogénea pero en la que aún se vean trocitos de ingredientes enteros. Añadimos ahora el resto de las nueces y removemos bien. Con esta pasta, untar una de las rebanadas de pan para rellenar el sándwich. Poner la rúcula sobre la pasta y cerrarlo con la otra rebanada. Cortar, si se desea, emplatar y ¡¡a comer!!

022_SanwichQuesoAzulyNueces

18. Sandwich tipo Rodilla de Bacon y Huevo (15 min)

Os presento hoy una receta muy sencilla para una noche en la que lleguéis a casa tarde después del trabajo y no os apetezca complicaros la vida. Inspirado en los sándwich de la cadena Rodilla, que me encantan, aquí va mi versión de este clásico que es el favorito de mi hermana. Esta receta va dedicada a ella, a la que espero ver dentro de muy poco!!! Espero que os guste.

Para prepararlo necesitaréis:

  • 25 gr de bacon en un taco (un pedazo de la última loncha gruesa que nos quedará en la nevera).
  • 1 huevo duro pequeño (50gr)
  • 20 gr de mahonesa (nos vale de bote)
  • 10 gr de requesón (o ricota)
  • 1 pizca de sal
  • 2 rebanadas de pan de molde

Si no tenemos huevo cocido (de alguna caja que nos estuviera a punto de caducar y hayamos cocido para prolongar su duración) cocer uno en agua hirviendo durante 12 min. Bueno, de hecho, mejor que cozáis dos, que utilizaremos otro dentro de poco. Sacar y enfriar bajo el chorro de agua fría. Pelar y cortar en cubitos de 4mm de lado aproximadamente (si lo hacemos con un “chisme” de estos que cortan los huevos en rebanadas, podemos dejarlo picado en 3 movimientos –uno por cada eje-). Reservar en un bol.

Cortar el taco bacon en tiras de 2 mm de grosor y poner en una sartén caliente, sin nada de aceite, al 60% de potencia. Remover de vez en cuando y saltear hasta que esté bien hecho (unos 5-6 minutos). Dejar que se enfríe un poco y añadir al bol con el huevo.

Añadir al bol, también la mahonesa, el requesón y la pizca de sal y formar una pasta con la que rellenaremos el pan de molde. ¡¡Y a comer!!

018_SandBaconyHuevo