125. Guiso especiado de Cordero y Lentejas (30 min)

Vamos a dejar temporalmente de lado al pollo para meternos hoy con otro tipo de carne: el cordero. Concretamente, vamos a enlazar dos recetas que prepararemos con una pierna pequeña de cordero lechal. Si usáis el mercado tradicional, lo mejor será pedirle al carnicero que la mitad de la pierna os la trocee con hueso y la otra mitad os la deshuese para nuestra siguiente preparación. Si no tiene mucho jaleo, lo hará con gusto y os quitará bastante trabajo (pues, reconozcámoslo, se dan bastante más maña que nosotros).

¿Ya tenemos el cordero? Pues vamos a empezar con este guiso, exótico y súper completo, pues lleva legumbres, hortaliza y carne prácticamente magra. Necesitaremos para una ración:

  • 70 gr de lentejas pardina (aún teníamos en la nevera desde que hicimos las lentejas, como las de mi madre), que pondremos a remojo en agua fría un mínimo de 8h
  • 100 gr de cordero lechal (troceado, con hueso)
  • 35 gr de apio (aproximadamente media rama)
  • 25 gr de zanahoria (aproximadamente media)
  • 100 gr de tomate pera (aprox 1 unidad)
  • 30 gr de cebolla roja (de la que empezamos al preparar las Berenjenas con salsa Miso).
  • 240 ml de agua
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • ¼ de cucharadita, de las de moka, de comino molido
  • 1 clavo de olor
  • 2 vainas de cardamomo (de las que teníamos tras preparar los vasitos de arroz con leche)
  • 1 cayena
  • 2 cucharadas de harina

Para preparar nuestra receta, lo primero que haremos será picar en brunoise (cubitos de 3mm de lado) todas las hortalizas (cebolla, apio, zanahoria y tomate), que reservaremos por separado hasta el momento en que las vayamos a utilizar. Tras ello, en un plato hondo, pondremos una cucharada de harina a la que añadiremos una pizca de sal; de este modo, cuando pasemos los trozos de cordero por la mezcla, quedará sazonado y enharinado al mismo tiempo.
Cuando lo tengamos listo, pondremos en un fuego mediano nuestra olla exprés a calentar, al 70% de potencia, con las 3 cucharadas de aceite. Cuando el aceite esté caliente, añadiremos los trozos de cordero (sacudiéndolos antes para retirar el exceso de harina) y los rehogaremos durante 1-2 minutos hasta que se sellen bien por todos los lados. Tras ello, los sacamos de la olla y los retiramos a un plato, y metemos en la sartén la cebolla picada. Bajamos el fuego al 60% de potencia y rehogaremos la cebolla, removiendo a menudo, durante 2 minutos; tras lo cual añadiremos la zanahoria y el apio y rehogaremos todo 3 minutos más. Por último, añadiremos a la olla el tomate picado y seguiremos rehogando otros 5 minutos.
Pasados estos 5 minutos, añadiremos las especias, las lentejas escurridas, el agua, el cordero salteado y una cucharadita de sal. Tapamos y cerramos la olla y mantendremos al fuego 14 minutos, a contar desde que el vapor empiece a salir por la válvula. Tras ello, apagamos el fuego, retiramos la olla y dejamos que se enfríe. Pasados un par de minutos, abrimos la válvula para que salga el resto del vapor y, finalmente, abrimos la olla. Y… ¡ya está!

Sólo nos queda emplatar (si tenemos paciencia y buena vista, retiramos la cayena, el clavo y las vainas de cardamomo) y servir espolvoreando, si se desea, con algo de perejil fresco picado.

¡Bon appetit!

125_GuisoEspeciadoCorderoLentejas

Advertisements

115. Vitello Tonato (50 min + reposo)

Hoy tenemos entre manos un clásico plato italiano, el vitello tonato. Traducido al castellano su nombre sería ternera (=vitello) con salsa de atún (“atunado” sería la traducción literal, concretamente). Este clásico nos va a permitir gastar parte de las alcaparras y las anchoas que aún teníamos en la nevera tras las últimas recetas. Siempre enlazando para aprovechar!! Ese es el espíritu. Aunque este plato tradicionalmente se toma frío, a mí me gusta tomarlo templado, para apreciar más los sabores. Pido perdón a los puristas por ello 😉
Vamos allá con la lista de ingredientes, en esta ocasión, prepararemos 3 raciones para ser capaces de trinchar la carne medianamente bien. Necesitaremos:

  • 600 gr de redondo de ternera (comprad un poco más, unos 200 gr extra, que los usaremos para la siguiente receta)
  • 30 gr de zanahoria (aproximadamente una)
  • 30 gr de apio (aproximadamente una ramita)
  • 75 gr de cebolla limpia (aproximadamente media)
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita, de las de moka, de perejil
  • 1 cucharadita, de las de moka, de tomillo
  • 1 cucharadita, de las de moka, de romero
  • 100 ml de un buen vino blanco seco
  • 1 lata de atún (62 gr)
  • 15 gr de alcaparras (de las que empezamos para preparar la salsa tártara del fish & chips)
  • 4 filetes de anchoa en aceite (de las que empezamos para preparar los tallarines a la putanesca)
  • 15 gr de miga de pan (mejor si es candeal)
  • 50 ml de nata para cocinar
  • 35 gr de mahonesa ligera (aprox 1 cucharada y media)
  • Sal y pimienta negra

Para preparar nuestro plato, lo primero que haremos será poner el horno a calentar a 180 grados. Mientras se calienta, pelaremos y picaremos las zanahorias (en cubos de 1cm de lado), limpiaremos y picaremos el apio y picaremos también la cebolla (todo en cubos del mismo tamaño) y el diente de ajo.

Tras ello, sazonaremos la carne con sal y unas vueltas de molinillo de pimienta negra. Cogeremos una bandeja pequeña para horno y echaremos en el fondo una de las cucharadas de aceite de oliva. Sobre ella pondremos nuestra carne y la regaremos con la otra cucharada de aceite. Alrededor de la carne dispondremos las hortalizas y las hierbas aromáticas picadas y tras ello introduciremos la bandeja en el horno.

Hornearemos 15 minutos sin ventilador y, pasado ese tiempo, regaremos la carne con el vino y seguiremos horneando 16 minutos más (si nos gusta la carne más hecha, dejarle unos 3 minutos más, pero tampoco os paséis que la carne puede hacerse demasiado). Pasado este tiempo, sacamos la bandeja del horno y ponemos la carne en un plato para que se enfríe más rápidamente.

Entre tanto, el resto del contenido de la bandeja (las verduras y el líquido de cocción) lo pasaremos al vaso de la batidora y le añadiremos la miga de pan, las anchoas, las alcaparras y el atún bien escurridos, la nata y un pelín de sal. Trituramos y, cuando tengamos ya una salsa fina, añadimos la mahonesa y batimos un poco más para que se termine de mezclar.

Por último, cuando la carne se haya enfriado, la trincharemos con más o menos maña en filetes finos. Los dispondremos en el plato y verteremos unas cucharadas de salsa por encima. Y… ya lo tenemos listo!! Podemos decorar con unas alcaparras y templar si se desea. Espero que lo disfrutéis.

115_VitelloTonato

91. Curry Thai de Langostinos y Leche de Coco (25 min)

Vamos hoy con algún plato un poco más “contundente”, que ya nos va haciendo falta un poco de proteína. Con él, nos iniciamos con un ingrediente especial que a mí me encanta: la pasta de curry rojo. Este ingrediente, clave en la cocina India y tailandesa, ya es muy fácil de encontrar en grandes superficies, con lo que ya no será necesario que vayáis a  tiendas especializadas en productos asiáticos. Viene siempre en tarro de cristal y podréis encontrarlo con múltiples marcas. En mi caso, usé el de la marca Blue Dragon, que es el que encontraréis más fácilmente y es algo menos picante que otros que podáis encontrar en el mercado (tenedlo en cuenta si compráis otros, jejeje). Pues bien, dicho esto, vamos a ver qué es lo que necesitamos para nuestra primera receta con pasta de curry rojo:

  • 8 langostinos grandes, crudos (de los que nos quedaban en el congelador después de preparar el Guiso de Garbanzos y Langostinos)
  • 10 gr de apio (un tallo, del que habíamos empezado para la Ensalada de Atún con Yogur y Manzana Verde)
  • 35 gr de cebolleta picada (de la que habíamos empleado para la Ensalada de Salmón Marinado)
  • ½ diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva suave (o bien una de aceite de oliva y otra de girasol)
  • 2 cucharaditas de pasta de curry rojo
  • 1 lima (el zumo)
  • 200 ml de leche de coco (podéis comprar un bote grande y reservar el resto en la nevera, lo utilizaremos enseguida para la próxima receta).
  • 2 vainas de cardamomo (que teníamos en la despensa después de preparar los vasitos de arroz con leche)
  • 50 gr de arroz para guarnición
  • Cilantro fresco
  • Sal

Para preparar esta receta, lo primero que haremos será poner una olla pequeña a calentar, con abundante agua y un poco de sal, para cocer el arroz de guarnición según nos indique el fabricante. Esto nos supondrá unos 20 minutos de cocción que emplearemos para preparar el resto del plato.

Lo que haremos en segundo lugar será picar el  ajo y el apio, al que le habremos quitado las hebras y limpiado bien. Tras ello, cortaremos la cebolleta en tiras finas, de unos 3 mm de ancho por un par de centímetros de largo. Reservamos las verduras a un lado y vamos con los langostinos. Los pelaremos y quitaremos la cabeza y, si son grandes, los cortaremos por la mitad para que nos resulte cómodo tomarlos de un solo bocado. Los tapamos y reservamos en la nevera hasta el momento de usarlos.

Por último, en cuanto a los “preparativos” tendremos que picar cilantro fresco al gusto. Si no nos gusta mucho el sabor del cilantro, podemos omitirlo, pero la verdad es que le da un toque de frescura al plato y resalta su sabor. ¿Os digo un truco para picar el  cilantro y otras plantas similares (perejil, eneldo, etc.)? Pues ahí va, coged la cantidad que queráis utilizar y meterla entera en una taza. Coged ahora las tijeras de cocina y dar cortes a discreción dentro de la taza hasta que tengamos las hierbas picadas. Fácil, ¿eh?

Pues bien, ya lo tenemos casi todo listo, así que es momento para encender el otro fuego (en el primero todavía estará el arroz hirviendo). En este segundo fuego, que pondremos al 60% de potencia, pondremos el wok o una sartén profunda y añadiremos las dos cucharadas de aceite de oliva suave (o la mezcla que os decía al principio). Tan pronto esté caliente, añadiremos al wok la cebolleta y rehogaremos durante 1 minuto. Pasado éste, añadiremos el apio y el ajo y rehogaremos durante otro minuto. Ahora, llega el turno de añadir el curry, la leche de coco y el zumo de la lima; y dejaremos que la mezcla se cocine durante 5 minutos más. Probamos de sazón y corregirmos si es necesario. Si queremos que la mezcla nos quede más espesa, podéis dejarlo más tiempo, pero no menos ya que la pasta de curry necesita estar cocinada para que no resulte indigesta.

Ahora llega el toque final, si el arroz aún no está cocido, apagar el fuego del wok y esperar a que termine. Cuando el arroz esté listo, escurrirlo muy muy bien, pues para el toque final deberemos tenerlo de este modo. ¿Tenemos el arroz cocido escurrido y ya han pasado los 5minutos de reducción de la salsa? Perfecto, pues lo que haremos ahora será encender nuevamente los dos fuegos al 60% de potencia. En uno de ellos ponemos el wok y añadimos los langostinos y la mitad del cilantro picado para que se cocinen en la propia salsa. En el otro fuego, pondremos una sartén con una cucharada de aceite de oliva y saltearemos el arroz. Ambas cosas tardarán unos 3 minutos en estar listas. Cuando lo estén, apagamos ambos fuegos y emplatamos. Pondremos a un lado el arroz salteado y junto a él el curry, espolvoreando un poco más de cilantro picado sobre éste antes de servir. Y ¡listo! Espero que os guste y lo disfrutéis.

ega el turno de añadir el curry, la leche de coco y el zumo de la lima; y dejaremos que la mezcla se cocine durante 5 minutos más. Probamos de sazón y corregirmos si es necesario. Si queremos que la mezcla nos quede más espesa, podéis dejarlo más tiempo, pero no menos ya que la pasta de curry necesita estar cocinada para que no resulte indigesta.

Ahora llega el toque final, si el arroz aún no está cocido, apagar el fuego del wok y esperar a que termine. Cuando el arroz esté listo, escurrirlo muy muy bien, pues para el toque final deberemos tenerlo de este modo. ¿Tenemos el arroz cocido escurrido y ya han pasado los 5minutos de reducción de la salsa? Perfecto, pues lo que haremos ahora será encender nuevamente los dos fuegos al 60% de potencia. En uno de ellos ponemos el wok y añadimos los langostinos y la mitad del cilantro picado para que se cocinen en la propia salsa. En el otro fuego, pondremos una sartén con una cucharada de aceite de oliva y saltearemos el arroz. Ambas cosas tardarán unos 3 minutos en estar listas. Cuando lo estén, apagamos ambos fuegos y emplatamos. Pondremos a un lado el arroz salteado y junto a él el curry, espolvoreando un poco más de cilantro picado sobre éste antes de servir. Y ¡listo! Espero que os guste y lo disfrutéis.

091_CurryThaiLangostinos

90. Ensalada de Atún con Yogur y Manzana Verde (15 min)

Seguimos con las ensaladitas para el verano, ahora con una de mis favoritas para esta época del año por lo refrescante que resulta. El yogur, la manzana, el apio, la lima… son ingredientes que combinados entre sí hacen de cualquier receta un bocado fresco. Pero no nos adelantemos, vamos allá con los ingredientes para una ración de esta ensalada:

  • 50 gr de plumas o macarrones rayados, yo los usé de tamaño mini.
  • 15 gr de apio (un tallo)
  • 50 gr de atún en aceite de oliva
  • 60 gr de manzana verde (tipo granny Smith)
  • 1 yogur griego
  • 1 lima
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de eneldo fresco picado (del que nos sobró  tras preparar la ensalada de salmón marinado)
  • Sal

Lo más complicado de esta ensalada es… ¡cocer la pasta! Jejeje. Así que vamos a empezar por esta tarea, cociéndola en abundante agua con sal el tiempo que indique el fabricante en el paquete. Mientras el agua empieza a hervir, aprovecharemos para limpiar el apio (quitarle las hebras que tiene en la superficie, a lo largo) y picarlo muy fino. Pelaremos y picaremos también la manzana, añadiéndola al mismo bol que el apio. A continuación, escurriremos muy bien el atún, para quitarle todo el aceite, lo desmigaremos y añadiremos también al bol, mezclándolo todo muy bien.

Si para este momento ya ha terminado de cocer la pasta, apagar el fuego, enfriarla bajo agua fría y escurrirla bien. Cuando esté escurrida, podremos añadirla ya al bol donde teníamos reservado el atún, la manzana y el apio y añadiremos sal, con prudencia, en función del punto de sal que ya traiga la pasta y del atún.

Para terminar nuestra ensalada, cogeremos un frasquito de vidrio en el que pondremos el yogur, el zumo de la lima, las dos cucharadas de aceite y el eneldo picado (todo menos un poco, que dejaremos para decorar). Cerraremos el bote, agitaremos bien como en una coctelera y ya tendremos la salsa de nuestra ensalada!!! Ahora sólo queda mezclarla con el resto de ingredientes, servir en el recipiente donde la vayamos a tomar y decorar con el resto del eneldo picado. ¡¡Espero que la disfrutéis!!

090_EnsaladaAtunApioManzana