46. La Ensaladilla Rusa de toda la vida (22 min)

Sin duda uno de mis platos preferidos para el tapeo y picoteo informal, acompañada de unas patatas chips y una cervecita bien fría se hace irresistible. Y además, nos viene de perlas para terminar de gastar los guisantes, una de las zanahorias de las que teníamos empezadas (la penúltima) y  los huevos de codorniz. Tenemos tarea por delante, así que no me entretengo más, voy directa a los ingredientes:

  •  4 huevos de codorniz (de los que quedaban tras preparar la sopita castellana y las tostas de jamón) o un huevo de gallina
  • 20 gr de guisantes (los últimos que tenemos por gastar tras el arroz tres delicias y el flan de guisantes)
  • 40 gr de zanahoria (la que ya empezáramos para las albóndigas de Fuengirola y el arroz tres delicias también)
  • 160 gr de patatas monalisa limpias
  • 20 gr de pimiento morrón (de lata, reservar el resto de la lata, con su caldo, para una receta posterior).
  • 50 gr de atún en aceite (ya escurrido)
  • 14 aceitunas verdes sin hueso (mejor manzanilla, sin rellenar).
  • 40 gr de mahonesa (o lo que es lo mismo, cucharada y media)

 Para preparar la ensaladilla, lo primero que tenemos que hacer es poner una olla con abundante agua a hervir y un poco de sal. Después, lo que haremos es cortar la zanahoria en cubos de 1 cm de lado aproximadamente y las patatas en cubos de 2,5 cm. No hace falta que sean cubos perfectos, nos vale como en esta foto que os muestro. Lo importante es que tengan esta diferencia de tamaño, pues es lo que nos hará que las dos hortalizas tarden el mismo tiempo en estar listas.

046_EnsaladillaRusa_makingoff

Cuando las tengamos cortadas y el agua esté hirviendo, las añadimos al agua y mantenemos el fuego al 70% de potencia. Hervimos durante unos 14 min, o hasta que notemos que las patatas no ponen resistencia al pincharlas con un tenedor. Cuando tengan este punto, las sacamos con una espumadera del agua y las ponemos a escurrir; añadiendo a continuación al agua hirviendo los huevos, para cocerlos. Para esta operación, necesitaremos 8 minutos para el caso de los huevos de codorniz y 12 minutos si se trata de un huevo de gallina.

Mientras van cociendo las hortalizas y los huevos, podremos aprovechar para picar el pimiento morrón, cortar las aceitunas por mitades (dejaros 4 para decorar el plato si queréis) y escurrir y desmenuzar el atún, poniéndolo en un bol. Escurrimos y añadimos también los guisantes, y la zanahoria y patatas cuando se hayan enfriado un poco. El último toque lo daremos añadiendo el huevo cocido picado, sal al gusto y la mayonesa. Mezclamos todo muy bien y reservamos hasta el momento de consumirla en la nevera, para que coja algo de fresquito.

Después, la servimos y decoramos al gusto; y la “acompañamos bien” como os decía al principio 😉  ¡¡¡Espero que os guste!!!

046_EnsaladillaRusa

41. Ensalada Americana de Col (10 min + maceración)

Ya que ayer empezamos una de las zanahorias para preparar las albóndigas, vamos a terminarla hoy preparando este refrescante plato. Es genial como acompañamiento de alguna carne, pero nos vale también perfectamente, con estas cantidades, como plato único. Aprovechamos también para introducir un nuevo ingrediente: el repollo. Afortunadamente cada vez es más frecuente encontrarlos en los supermercados por mitades, cantidad mucho más razonable para uno solo. Si los veis de esta forma, aprovechar para comprarlos y podréis enlazar esta receta con la siguiente.

Os cuento de qué cantidades estamos hablando:

  • 50gr de col (repollo en este caso)
  • 15 gr de zanahoria fresca (de la que empezamos ayer para las albóndigas)
  • 1/3 de manzana verde o golden.
  • 200 ml de agua
  • 5 cucharadas de vinagre de arroz (del que usamos para marinar la cebolla de los huevos rellenos)
  • 10 gr de azúcar
  • 1,5 cucharadas de mahonesa de bote (la tenemos en la nevera desde que hicimos los sándwiches de bacon y huevo)
  • 1 cucharadita, de las de moka, de mostaza a la antigua (la que tendremos después de hacer las hamburguesas)
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva suave
  • Sal

 Cortamos la col en juliana muy fina y la zanahoria en tiras finas, los lavamos bien y escurrimos en un escurridor. Hacemos una mezcla con el agua, el vinagre de arroz y el azúcar, removemos bien hasta que el azúcar se haya disuelto, después, ponemos las verduras a marinar en esta mezcla durante, al menos, media hora.

Entre tanto, prepararemos la salsa, metiendo en un botecito de cristal la mahonesa, la mostaza y el aceite de oliva. Cerramos el bote y agitamos bien, hasta que esté todo bien mezclado. Reservamos.

Cuando haya pasado el tiempo del marinado de las verduras, las escurrimos bien y las secamos (incluso con ayuda de un papel de cocina). Las ponemos en un bol y rallamos sobre éste la manzana, añadimos sal al gusto y tras ello la salsa, mezclando todo muy muy bien para que todas las verduras queden “mojadas”. Probar de sazón, corregir si es necesario y ¡listo!

Continue reading

24. Ensalada Templada de Tomates Asados y Rúcula (15 min)

Esta ensalada es una de mis favoritas y no falta en mi recetario sea cual sea la época del año, la combinación de ingredientes hace que los sabores se realcen entre sí, haciendo que comer esta ensalada sea una experiencia deliciosa. Si me equivoco, espero vuestras regañinas en los comentarios 😉
En esta receta aprovechamos el resto de los tomates que habíamos asado para las tostas (que habíamos conservado en un tupper en la nevera) y la rúcula y las nueces que teníamos a medio gastar después de los sándwiches de queso azul. Si no hemos guardado tomates asados después de las tostas, deberemos añadir al tiempo de elaboración los 20 min que tardamos en prepararlos más un poco más para que se enfríen.

Para una ración individual como la de la foto, los ingredientes a emplear son:

  • 115 gr de tomates asados (si no los tienes asados, sigue la receta de las tostas de anchoa)
  • 15 gr de nueces peladas
  • 15 gr de rúcula
  • 15 gr de tomates secos en aceite (los venden tal cual, en botecitos, en la zona de conservas vegetales de los supermercados)
  • 35 gr de pasta corta (yo usé mini plumas en esta ocasión)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de vinagre de Módena (ya tendremos en stock después de la cazuelita y la ensalada depur)
  • 1 cucharadita de queso parmesano en polvo (ya tendremos en stock en la nevera si hemos preparado el risotto)
  • Sal

Para prepararla, lo primero es cocer la pasta al dente en abundante agua, siguiendo las indicaciones del fabricante (en el propio paquete suelen venir los minutos necesarios según se quiera al dente o al punto; en este caso, yo siempre me voy al término medio. Es decir, dejándola cocer un poco más de los minutos que indica para la opción “al dente” pero sin llegar a los minutos indicados para “al punto”. Si tenéis dudas, no obstante, lo mejor es ir probando el punto con cuidado de no quemarse la lengua). Una vez encontrado el punto, escurrirlos y enfriarlos ligeramente con agua fría, para cortar la cocción.

Sacar los tomates del frigorífico para que se templen (al menos en nuestro caso que los asamos para las tostas). Si tienes que cocerlos desde cero, mejor empieza la receta por ahí para darles tiempos a que se enfríen antes de incorporarlos a la ensalada.

Una vez tenemos la temperatura óptima de todos los ingredientes, considerando que es una ensalada templada, poner en una ensaladera los tomates, la pasta, las nueces picadas en trozos grandes, los tomates secos cortados en tiritas (de unos 2 milímetros de grosor x 1 cm de largo), la rúcula, la sal y el aceite de oliva y mezclamos muy bien.

Servimos en el plato donde la vayamos a consumir y salpicamos con el vinagre de Módena y el queso parmesano y ¡¡¡a comer!!!

024_EnsaladaTomatesAsadosyRucula