145. Ensalada Campera Especial (45 minutos)

La ensalada campera es uno de los clásicos de verano para todas las familias españolas, los ingredientes básicos son siempre los mismos, pero… ¿os habéis fijado que no hay dos recetas iguales? Y es que en cada casa y cada familia se le da un toque especial. Yo no quería ser menos y quería darle a la receta de mi familia un toque especial para lograr un sabor nuevo y, aunque esté feo decirlo… ¡estoy muy contenta con el resultado! Así que voy a compartirlo con vosotros 😉
Allá van los ingredientes que vamos a necesitar para una ración (generosa esta vez… jeje. A mí me dió para dos días):

  • 8 gr de cebolleta (de la que habíamos usado para nuestro Tabulé oriental)
  • 10 gr de pimiento rojo (igualmente del que comenzamos con el Tabulé)
  • 5 kumatos cherry (también en la nevera tras la receta anterior).
  • 10 gr de pimiento verde
  • 1/3 de diente de ajo
  • 230 gr de patatas pequeñas (3, del mismo tamaño).
  • 1 huevo de gallina (o 6 de codorniz si queréis enlazarlo con la receta del salmorejo)
  • 60 gr de atún (comprad una lata grande, de 260gr para nuestras próximas recetas)
  • 6 aceitunas
  • 5 gr de miel
  • 4 cucharadas de un buen aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez.
  • Sal.

Para preparar nuestra receta, lo primero que haremos va a ser poner una olla al fuego, al 70% de potencia, con abundante agua y un poco de sal. Cuando empiece a hervir, añadiremos las patatitas entera, lavadas y con piel y las coceremos durante 20 minutos (o hasta que podamos pincharlas con relativa facilidad con un tenedor). En otro cazo, pondremos también agua a hervir para cocer el huevo, ya sabéis, durante 12 minutos.

Mientras las patatas y el huevo se cuecen, picaremos los pimientos, la cebolleta y el ajo y los pondremos en un tarrito junto con la cucharada de vinagre de Jerez, una cucharada de aceite y la miel. Removemos bien y dejamos macerando durante 30 minutos.

Ahora tendremos un ratito de espera. Tenemos que esperar a que terminen de cocer las patatas y el huevo. Cuando estén, los sacaremos del agua y los dejaremos enfriar (podemos forzarlo un poco si es necesario, pasándolo por agua fría. Cuando estén fríos, los pelamos y partimos en pedacitos de un tamaño adecuado para que los bocados sean cómodos.

Los pondremos en un bol y salaremos y añadiremos tras ello el atún desmigado, los kumatos cherry cortados por la mitad, las aceitunas y las otras tres cucharadas de aceite. Removemos bien y por último añadiremos al bol el contenido de nuestro tarrito de cristal: nuestras verduras maceradas con el vinagre y la miel. Removemos bien, servimos y… ¡disfrutamos! Espero que os guste esta variación, ya me contaréis.

Un abrazo!

145_EnsaladaCamperaEspacial

Advertisements

144. Tabulé Oriental (15 minutos)

Perdonadme amigos míos porque con esto de las vacaciones los plazos se me están yendo de madre. Acabo de venir de un viaje a Berlín y Polonia y de coger un montón de ideas para las próximas recetas… ¡os van a encantar! Pero mientras hago las pruebas, saco las recetas, las fotos y las redacto, no os voy a hacer esperar más y sigo compartiendo con vosotros recetas ideales para esta época de vacaciones.

La de hoy, fresquísima y sabrosa, es una receta ideal para tener preparada con antelación y devorar al volver de la playita. ¿Vamos con los ingredientes?
Para una ración de tabulé oriental necesitaréis:

  • 50 gr de couscous (sin cocinar)
  • 8 gr de cebolleta
  • 10 gr de pimiento rojo
  • 2 kumatos cherry
  • 4 gramos de pasas (=1 cucharadita) bien blanditas
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • El zumo de medio limón pequeño
  • 2 hojitas de menta fresca.

Para prepararlo, lo primero que haremos será pesar el couscous en un vaso medidor, nos fijaremos en la altura que alcanza en el vaso y lo pasaremos a un cuenco. Cogeremos el mismo volumen de agua y lo pondremos a hervir en un cazo. En cuanto hierva, lo vertemos sobre el couscous y dejamos que se empape durante un par de minutos, tras lo cual añadiremos sal, removeremos y dejaremos reposar de nuevo.
Utilizaremos los intervalos de “cocinado” del couscous para ir picando la cebolleta, el pimiento, los kumatos, las pasas y una de las hojitas de menta (la otra la dejaremos para decorar).
Cuando lo tengamos todo picadito, volveremos al couscous, al que añadiremos la cucharada de aceite de oliva y el zumo de limón. Removeremos bien y, cuando los granos estén sueltos, añadiremos las verduras picadas. Removemos una vez más y servimos decorando con la hojita de menta que habíamos reservado.
¿Fácil, eh? 😉 Pues a aprovechar el resto del tiempo para disfrutar del veranito. Yo también haré lo propio. Jejeje.

Besos!!

144_TabuleOriental

142. Carpaccio de Bacalao con Salmorejo (4 minutos)

La receta que traemos hoy creo que es la más rápida de todas las que hemos hecho nunca. Bueno, lo será con una buena planificación del enlazado de recetas. ¿Qué por qué? Pues porque para ella sólo necesitamos 4 ingredientes y 2 de ellos son ingredientes restantes de las preparaciones anteriores. Fácil e ideal para no pensar mucho en verano, que es lo que apetece, jejeje. Bueno, voy a deciros cuáles son estos tres ingredientes y os sigo contando. Para cada ración (persona) necesitaréis:

  • 4-5 cucharadas de Salmorejo (del que preparamos en la última ocasión).
  • 70 gr de bacalao ahumado en lonchas (justo lo que nos sobró tras preparar la Ensalada de Bacalao Ahumado y Cítricos).
  • 3 aceitunas negras, sin hueso (coged una latita de 115 gr, que el resto las vamos a usar en la próxima receta. Conservar las restantes, con el jugo de la conserva y en un bote de cristal, en la nevera hasta que las vayamos a usar).
  • Unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Para prepararlo, sólo tenemos que preparar un plato llano. En el fondo de éste, extenderemos el salmorejo y a continuación pondremos sobre él las láminas de bacalao, teniendo la precaución de escurrirlas bien del aceite en el que viene conservado.

En segundo lugar, cogeremos las aceitunas negras y las rallaremos con el rallador más fino que tengamos, poniendo el resultado sobre nuestro bacalao. Por último, salpicamos con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra y servimos.

Fácil, ¿verdad? Pues es una combinación que, si no habéis probado nunca, os recomiendo. ¡Está de toma pan y moja!

Nos vemos en unos días amigos!!!

142_CarpaccioBacalaoSalmorejo

141. Salmorejo con su guarnición (10 minutos + maceración)

Hoy tenemos entre manos uno de mis platos favoritos del verano. Como dicen los “modernos” es un “must” en mis cenas del mes de julio y agosto; es tan recurrente en mis noches de verano como el sándwich mixto en mis noches de invierno, jejejeje. Y para prepararlo, ¡más fácil imposible! Os voy a contar rápidamente los ingredientes que necesitamos y dejamos aparcado, sólo temporalmente, el resto de bacalao ahumado que nos quedaba tras la receta anterior.

Para una ración de salmorejo, necesitaremos:

    • 25 gr de miga de pan del día anterior
    • 260 gr de tomate maduro (ya pelado).
    • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
    • ¼ de diente de ajo
    • Sal
    • 1 cucharada de vinagre de jerez
    • 3 huevos de codorniz (de los que sobraron tras preparar el Tartar de Salmón con aguacate. Si no tenéis pensado otro uso, os recomiendo cocer todos los que queden para una receta que tengo pensada y publicaré en unos días).
    • 1 loncha de jamón ibérico (cuanto más bueno, mejor).

Para preparar el salmorejo, lo primero que haremos será poner todos los ingredientes, menos los huevos y el jamón, en el vaso de la batidora en el orden que os he indicado. De esta forma, el pan se irá empapando de los ingredientes líquidos y se irá asentando. Si no váis con prisa, incluso yo dejaría esta preparación en la nevera durante unas cuantas horas, que es un truco que me aconsejó Carmen, una gran amiga mía cordobesa. Aunque si ella me leyese, me diría que el salmorejo cordobés no lleva nada de vinagre. Pero bueno, esta es mi receta… jijiji, así que me atrevo a desobedecerla un poco 😉

Mientras el contenido del vaso reposa, aprovecharemos para cocer los huevos de codorniz, teniéndolos en agua hirviendo con un chorrito de vinagre, por un espacio de 7 minutos. Dejamos enfriar los huevos y tras ello los picamos y picamos también la loncha de jamón, reservándolo para el momento de servir.

Trituramos el contenido del vaso y lo pasamos por un colador chino para eliminar las semillas que nos hayan podido quedar. Enfriamos y servimos frío con la guarnición de jamón ibérico y huevo cocido. Ummmmm. Es una delicia. ¡Espero que os guste tanto como a mí!

P.D. Os recomiendo aguantar la tentación y guardad 4-5 cucharadas para la siguiente receta!!

141_Salmorejo

138. Guacamole casero con sus nachos (16 min)

Estamos en pleno arranque del mundial de fútbol de Brasil y, quien más o quien menos, aprovecha esta excusa para reunirse con sus seres queridos frente al televisor para (y que me perdonen mis lectores americanos) animar a “la Roja”. Después del sobresalto de nuestro primer partido vamos a necesitar un picoteo como este para evitar comernos las uñas el próximo miércoles. Pero para no perder la filosofía del blog, os voy a dar las instrucciones y cantidades para una persona. Si no veis solos el partido y queréis compartir esta receta con más gente, ya sabéis sólo tenéis que multiplicar las cantidades por el número de comensales y ¡listo!

¿Vamos allá con la lista de ingredientes entonces? Necesitaréis:

  • 170 gr de aguacate maduro (esto es, aproximadamente, ¾ partes de uno grande. Lo que os sobre, guardarno en la nevera junto con el hueso bien envuelto en film).
  • 30 gr de tomate maduro (una pequeña porción, guardad el resto también con film para próximas recetas).
  • 5 gr de cebolleta (igualmente, lo que sobre con film a la nevera).
  • 2 cucharadas de zumo de lima (esto es, aproximadamente, el zumo de media lima pequeña. Guardad la otra mitad también filmada en la nevera, que la usaremos enseguida).
  • 1 gr de sal
  • 3 gotas de tabasco
  • 3 hojitas de cilantro fresco
  • 40-50 gr de nachos (mejor sabor natural, pero eso lo dejo a vuestro gusto).

Para preparar nuestra receta, lo primero que haremos será pelar y picar el aguacate en cubitos pequeños que meteremos en un bol. Seguidamente, haremos lo mismo con el tomate, al que previamente habremos quitado la piel y las pepitas. Por último, picaremos muy finamente y añadiremos al bol también la cebolleta. Cuando tengamos estas tres cositas, añadiremos la sal y aplastaremos y mezclaremos los ingredientes en el bol con ayuda de un tenedor hasta que quede bien mezclado. No importa demasiado que nos queden algunos trocitos de aguacate sin romper, porque esto será la evidencia de que es completamente casero (cosa que os hará ganar puntos con vuestros amigos, aunque sólo sea por haberos tomado la molestia de prepararlo, jijiji).

Cuando tengamos nuestra pasta, sólo nos quedará ya terminar de sazonarla. Añadiremos el tabasco, el zumo de lima y las tres hojitas de cilantro bien picadas. Mezclamos bien, probamos y corregimos de sazón para que quede a nuestro gusto y ¡listo! Ya sólo nos queda servirlo acompañado de unos cuantos nachos y, si puede ser, una cervecita bien fresquita. ¡Espero que os guste y que lo disfrutéis!

Besos y ánimo para la selección!! 😉

138_GuacamoleCasero

126. Hamburguesa de Cordero con Chutney de Tomate (55 min)

Continuamos con las recetas que hemos enlazado para gastar nuestra pierna de cordero lechal. Os adelanto que la mezcla y potencia de sabores de esta receta es espectacular y, desde luego, es una hamburguesa que no os dejará indiferente. Además, el chutney sobrante os aguantará bastante tiempo en la nevera y podréis usar para combinar con queso; desde los frescos a los de media curación. Ummmm!!! ¡Se me dispara la imaginación!

Pues no perdamos tiempo, vamos a ponernos a cocinar. Necesitaremos, para una hamburguesa, los siguientes ingredientes:

Para la hamburguesa:

  • 140 gr de carne de cordero lechal ya limpia (de la pierna de cordero que compramos para hacer el guiso especiado de lentejas y cordero).
  • Una pizca de ralladura de lima y unas gotas de zumo de la misma (una cucharadita de postre).
  • ¼ cucharadita de moka, de curry de Madrás en polvo
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • Sal
  • Pan de hamburguesa
  • Mezclum de ensalada
  • 2 lonchas de mozarella (de la que viene en lonchas, tipo sándwich. Comprad cerca de 10 en total, que el resto la vamos a usar para la siguiente receta).

Para el Chutney de Tomate:

Una vez tengamos a mano todos nuestros ingredientes, lo primero que haremos será preparar el chutney; que es lo que más tiempo necesita. Para ello, picamos en cubitos los tomates y los reservamos en un cuenco. Ponemos al fuego (al 50% de potencia) una cazuela con la cucharada de aceite y, cuando esté caliente añadimos el ajo y el jengibre rallado. Lo rehogamos moviendo a menudo, para evitar que se queme, durante 2 minutos. Después, añadimos los dados de tomate y subimos el fuego al 60%, rehogando durante 5 minutos más. Finalmente, añadiremos el resto de los ingredientes del chutney y mantendremos al fuego durante, aproximadamente, 45 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que adquiera la consistencia de una mermelada. Filtramos con ayuda de un colador chino, lo ponemos en un bol y dejamos enfriar.

Mientras el chutney se enfría (el que no vayáis a utilizar, como os decía aguanta una semana en la nevera y, unos meses en el congelador); vamos a preparar la carne. Meteremos en el accesorio picador de la batidora: la carne limpia de cordero, la ralladura y zumo de lima, la sal, el curry y la cucharadita de aceite de oliva. Picamos, sin pasarnos, y luego damos forma a nuestra hamburguesa.

Ya casi hemos terminado! Ahora lo que tenemos que hacer es tostar el pan y sobre la parte de abajo poner el queso y el mezclum de ensalada sobre la parte de arriba. En la misma sartén donde hemos tostado el pan, pondremos el fuego al 60% de potencia y hacemos nuestra hamburguesa 2 minutos 30 segundos por cada lado. Tras ello, la sacamos del fuego para ponerla sobre el queso, salseamos con el chutney y servimos inmediatamente. ¡Os encantará! Y si no, decídmelo que admito reclamaciones 😉

126_HamburguesaCorderoChutneyTomate (1024x577)