97. Salteado de Ternera con Pimiento, Lima y Cacahuete (15 min).

Hola de nuevo cocineros!! El plato que tenemos hoy entre manos me encanta; no sólo por el saborazo que tiene sino porque no se tarda nada en prepararlo. Ideal para una cenita, tiene un olor que “quita el sentío”. Os recomiendo encarecidamente comprobarlo en vuestras carnes y; hablando de carnes, haceros con una buena provisión de buenos filetes de ternera (no muy finos) que vamos a enlazar tres recetas con ellos. Sin perder de vista esta fase carnívora en la que entramos, comentar que parte del sabor de este plato reside también en los pimientos de huerta de los que veníamos hablando en recetas anteriores… Pero no adelanto más, que al final siempre lo hago! Vamos con la lista de ingredientes para nuestra ración:

  • 100 gr de filetes de ternera, gruesecitos y de buena calidad.
  • 15 gr de la parte verde de la cebolleta (en aritos).
  • 50 gr de pimiento verde (en tiras), del que empezamos para la Sartén Campera de Huevos Rotos con Pimientos.
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1 cucharada de zumo de lima
  • 1 cucharadita de mantequilla de cacahuete
  • Sal
  • Semillas de sésamo tostadas.

Lo más difícil de esta receta es cortar los ingredientes con el mayor estilo posible, jejeje. La carne en tiras de 1 cm de ancho por 3-2 cm de largo. La parte verde de la cebolleta, como adelantábamos, en aros (cortando rodajas finas, de unos 2-3 mm de grosor). Y, por último, cortamos los pimientos en tiras, más o menos del mismo tamaño que las tiras de carne.

Pondremos nuestro wok a calentar, al 70% de potencia. Cuando esté caliente, añadimos la cucharada de aceite de oliva y la de aceite de girasol; y a continuación el pimiento, la carne y la cebolleta. Saltearemos el contenido, removiéndolo constantemente para que no se pegue, durante dos minutos. Tras ello, añadimos el zumo de lima, la mantequilla de cacahuete y la sal y rehogamos durante dos minutos más. Apagamos el wok, lo servimos en el plato donde lo vayamos a tomar, lo espolvoreamos con las semillas de sésamo tostadas, y ¡¡a comer!!

Espero que lo disfrutéis.

image

40. Las Albóndigas de Fuengirola (50 min)

Definitivamente vais a pensar que se me ha ido la cabeza a la hora de poner nombres a los platos, pero es que a este plato no podía ponerle otro nombre distinto, pues surgió este verano, en la ciudad del mismo nombre, aprovechando todos los recursos que mis amigas y yo teníamos en la nevera. ¡¡Nos supieron a gloria después de la sesión de playa!! Ahora, hechas y degustadas con un poco más de frío, no han perdido nada de su encanto 😉 , así que voy a compartir la receta con todos vosotros y se la voy a dedicar especialmente a ellas. Espero que os gusten.

Para preparar 10 albóndigas de Fuengirola como las de la foto necesitaréis:

  • 180gr de Carne de ternera picada (podéis comprarla picada o, como hice yo, picar 3 filetes de añojo 1º en el accesorio picador de la batidora. Picarlo poquito, que no se os quede hecho una pasta).
  • 100 gr de Tomate frito (puede ser del mismo que empezamos con los macarrones, si es que usamos un bote grande)
  • 60 gr de cebolla (limpia)
  • 60 gr de zanahoria fresca limpia (ya pelada y cortada en tiritas). He comprado para este plato y los siguientes 3 zanahorias medianitas. Si sólo vais a preparar este plato, también podéis comprar directamente una bolsita de zanahoria en tiras, como las que venden en Mercadona. Eso sí, no la uséis de bote, que os dará mucho sabor a vinagre y a salmuera.  
  • 1 yema de huevo
  • ½ diente de ajo (unos 2 gramos)
  • 50 ml de vino oloroso (del mismo que tenemos en la nevera desde que hicimos la crema fina de calabaza)
  • 50 ml de agua
  • Harina (unas 3 cucharadas)
  • Aceite de oliva para freír + 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra para la salsa.
  • 50 ml de agua
  • Sal

 Para prepararlas, lo primero que tenéis que hacer es picar la cebolla finamente en cuadritos (de unos 3x3mm de lado) y cortar la zanahoria en cubitos más o menos del mismo tamaña. Si partimos de la zanahoria entera, es mejor cortar láminas finas, luego tiras y por último picar las tiras. Si partimos de las tiras de bolsa, simplemente las cortamos en pequeños taquitos de no más de 4mm de largo.

Poner una cacerola pequeña al fuego, con las 3 cucharadas de aceite, al 60% de potencia. Cuando esté caliente, añadiremos la cebolla picada, rehogándola durante 3 min y removiendo de vez en cuando. Pasado este tiempo, añadimos la zanahoria y seguimos cocinando del mismo modo durante 6 minutos más. Hasta que veamos que la zanahoria va soltando su color a la salsa. Llegado este punto, añadimos los 50 ml de oloroso y cocinamos durante 5 minutos más para dejar que se evapore bien todo el alcohol.

Durante la cocción de la zanahoria y la reducción del vino, tendremos tiempo ahora de picar la carne si no lo hemos hecho ya, y poner la carne en un bol. Picaremos el ajo finamente y lo añadiremos al bol. Salamos, mezclamos bien y añadimos ahora la yema de huevo, mezclando bien todo el contenido. Cuando tengamos la mezcla, podemos ir preparando ya las bolitas que conformarán nuestras albóndigas.

Prepararemos un plato con harina (3 cucharadas bastarán seguramente) y hacemos rodar las bolitas de carne sobre él. Cuando las tengamos, las freiremos por tandas en una sartén que habremos preparado con abundante aceite de oliva caliente (al 60% está bien, freír 1 minuto por cada lado).

No perdáis de vista durante este tiempo la salsa, recordad que habíamos dejado el oloroso evaporando durante 5 min. Bien, pues cuando este tiempo pase deberéis añadir el tomate frito y remover y cocinar la salsa durante 1 minuto más. Pasado este tiempo, añadiremos sal y los 50 ml de agua y mantendremos en el fuego hasta que hayamos terminado de freír las albóndigas. Como más o menos vais a terminar las dos “operaciones” a la vez, lo que podéis hacer es incorporar directamente las albóndigas a la cazuela de la salsa conforme vayan saliendo de la sartén y así no mancháis otro plato. 😉

Cuando tengamos todas las albóndigas en la olla, bajamos el fuego al 40% de potencia, tapamos la cazuela y cocinamos todo junto durante 15 min para que se integre bien el guiso. Vigilarlo y sacudir la cazuela de vez en cuando (1 vez cada 5 min será suficiente) para evitar que se nos pegue la salsa o las albóndigas al fondo y se nos pueda quemar. Pasado este tiempo, apagamos el fuego y ¡listo! Espero que os gusten!!

Nota: Podéis comerlas directamente o tomarlas de un día para otro. Personalmente prefiero la segunda opción porque siempre se asientan y se integran un poco más los sabores. De todos modos, podréis comprobarlo vosotros mismos, si vivís solos y hacéis esta cantidad, porque os dará para dos veces.  

040_LasAlbondigasFuengirola

26. Pepito de Ternera de El Palentino (8 min)

El Palentino es uno de esos sitios a los que seguramente uno no iría si no entra de la mano de alguien en quien tiene plena confianza. Yo lo conocí así, en un día de preu-vas, en muy grata compañía (por ello, esta receta va dedicada a la “Pandilla Everest”). Un local de la madrileña Calle del Pez sin reformar, seguramente con la misma decoración impuesta por el primer dueño y cuya barra regentan dos paisanos con experiencia, tablas, sonrisas muy dosificadas y con una idea de negocio clara: copas y cervezas a muy buen precio y, de comer: ¡pepito de ternera!

Un pepito de ternera que uno sólo pide con la intención “mojar” esas cervezas, pero que después viene la sorpresa y a uno le sabe a gloria. Por lo que a mí respecta “aprendí” a hacerlo otro de los días que visité el local, mientras intentaba aguantar la tentación de pedir una nueva ronda para todos… 😉  Y es que ese día tocaba después ir al teatro, a ver el segundo capítulo de teatro en serie y había que estar en condiciones de disfrutar la función… así que me centré en lo que se estaba cociendo… y ahora os cuento lo que ví!!!

Para poder imitar el plato en casa necesitaréis:

  • 100 gr de filetes de ternera finos (de los que reservamos tras preparar el sándwich de ayer)
  • ½ diente de ajo
  • Unas hojas de perejil
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • Sal
  • Pan “tiernito”

Para prepararlo, simplemente batimos un huevo en un plato hondo y sazonamos. Picamos finamente el ajo y el perejil y añadimos al huevo batido.
Cortamos el pan del tamaño adecuado a la cantidad de filetes que tengamos y lo abrimos por la mitad.

Ponemos una sartén con el aceite a calentar, al 70% de la potencia. Al mismo tiempo, sazonamos los filetes, los introducimos en el huevo y escurriéndolos ligeramente los ponemos directamente a la sartén. Los cocinamos aproximadamente 30 segundos por cada lado y los sacamos poniéndolos directamente dentro del pan.

Acompañarlo de una buena cervecita y ¡listo! ¡¡Buen provecho!!

026_PepitodeElPalentino

25. Mi versión rápida del “I love Lucy” (20 min)

Sin duda yo sí que me enamoré de este plato al probarlo en Mel´s… tanto es así que creo que nunca he probado otra cosa en este restaurante… jejeje. Pues bien, aprovechando que teníamos rúcula en la nevera, me he decidido a imitarlo en una versión rápida apta para nuestra misión (no tardar mucho más en prepararlo que en comerlo). Otro día aprenderemos a hacer roast beef, o rosbif, según prefiráis; pero hoy no es ese día.

Incluimos, por tanto, otro plato nuevo en la categoría “versionando platos de la calle” en los que me aventuro, guiada por mis ligeras nociones de cata y mi experiencia como cocinillas, a intentar repetir en casa platos que me apasionaron cuando los probé en la calle. Unas veces me acercaré más y otras me acercaré menos, pero espero que en cualquier caso os resulten interesantes.

Sin enrollarme más, os cuento lo que vais a necesitar para este sándwich:

  • 10 gr de mostaza antigua (tendremos en la nevera de la que usamos para la hamburguesa)
  • 1 gr de miel, que es más o menos una cucharadita de las de moka (también tendremos de la misma receta, que usamos para caramelizar la cebolla).
  • 5 gr de mahonesa (que tenemos abierta después del sándwich de bacon y huevo).
  • 2 rebanadas de pan de molde.
  • 30 gr de tomate fresco (no lo pongo en negrita, porque esta vez yo he tenido que comprarlo a propósito)
  • 100 gr de filetes de ternera finos (yo compré una bandeja de 200gr, que el resto los usaremos mañana).
  • Margarina.
  • 1 cucharadita de agua.

Para prepararlo, en un botecito de cristal ponemos la mostaza, la miel y la cucharadita de agua. Calentamos 10 segundos al microondas y luego cerramos el bote y lo agitamos bien cual coctelera, para que se mezclen bien los ingredientes. Abrimos el bote, echamos la mahonesa y repetimos la “operación coctelera” hasta tener bien integrada la salsa. Reservamos.

Cortamos el tomate en rodajas, salamos y reservamos también.

Untamos con margarina sólo una de las caras de cada rebanada de pan de molde y reservamos.

Ponemos los filetes entre dos láminas grandes de papel de aluminio y les pasamos por encima el rodillo (nos valdrá también una botella de vidrio vacía) hasta que queden bien finos. Ponemos una sartén grande a calentar sin aceite, al 70% de potencia. Cuando esté bien caliente ponemos en ella los filetes y los hacemos 10 segundos por cada lado. Los sacamos del fuego, los sazonamos y los introducimos en el pan de molde, dejando los lados untados con margarina hacia afuera.
Ponemos el sándwich en la sartén (que habremos limpiado de los restos de la carne y vuelto a poner al fuego) y doramos el pan por ambos lados. Cuando esté listo, lo pondremos en el plato y le introducimos las rodajas de tomate, la rúcula y regamos ligeramente con la salsa del botecito (seguramente os sobre un poco). Lo cortamos (o no) y ¡¡a comer!!

¡Buen provecho!

025_SandwichRapidoLucy