56. Wok de Pollo Agridulce con Naranja (29 min)

Hoy volvemos a darle uso a uno de mis instrumentos favoritos a la hora de cocinar: el wok. ¿Los motivos? Sobre todo la rapidez, limpieza y la posibilidad de cocinar alimentos sin apenas aceite, fenomenal para cuidarse!! Con él, empezamos hoy un lote de recetas basadas en ingredientes “nuevos”: el pollo (compré una pechuga grande entera) y las naranjas de zumo (compré 5 para los desayunos y estas recetas). Por eso no veréis nuestras tradicionales “negritas” que nos destacan los ingredientes que vienen de otras recetas; pero bueno, alguna vez también hay que ir a la compra ¿no? Espero que este lote de recetas enlazadas os gusten, vamos a por los ingredientes de la primera.

Para preparar cada ración del wok de pollo necesitaréis:

  • 170 gr de pechuga de pollo entera (es más o menos la mitad de la pechuga entera que compré, el resto lo usaremos enseguida).
  • 60 gr de cebolla roja
  • 100ml de zumo de naranja
  • 50 ml de salsa de soja
  • 1 cucharada colmada de azúcar blanco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 50 gr de arroz para ensaladas

Lo primero que vamos a hacer es poner un cazo con agua y sal sobre el fuego, que llevaremos a ebullición y, en cuanto empiece a hervir, le añadiremos el arroz. Tardará en estar listo, según indica el fabricante en el paquete, 20 min, justo el tiempo que necesitamos para preparar el resto.

Mientras el agua hierve, aprovechamos para cortar la cebolla roja en tiras finas y el pollo en tacos de 2x2cm. Reservamos ambas cosas y aprovechamos también para hacer el zumo. Cuando tengamos todo preparado, podremos ya empezar el salteado. Pondremos el wok sobre el fuego al 80% de potencia y, cuando se haya calentado, añadiremos las 3 cucharadas de aceite y la cebolla, salteándola durante 2 minutos. Después, añadiremos los tacos de pollo sin sazonar, pues la salsa de soja ya le dará sabor al plato y seguimos salteando, sin dejar de remover, durante 1 minuto. Llegado este punto, añladiremos ahora el zumo, la salsa de soja y el azúcar y seguiremos salteando, removiendo a menudo, durante 4 minutos o hasta que la salsa del wok se haya espesado. Apagamos el fuego, dejamos el wok tal y como está para que se mantenga caliente con el calor residual hasta el momento de servir, y aprovechamos para escurrir bien el arroz (pero sin enfriarlo). Servimos el plato con un poco de pollo y otro poquito de arroz y ¡¡a disfrutar!!

056_PolloNaranja

Advertisements

44. Arroz Tres Delicias… ¿o son Cuatro? (19 min)

Aquí tenemos otro plato con el que podemos aprovechar los huevos de codorniz que nos han ido quedando tras preparar la sopa castellana y los canapés de jamón serrano: el clásico arroz tres delicias de los chinos. Además nos sirve para darle uso a nuestro wok, que después del salteado de brócoli con gambas no lo hemos vuelto a usar y hay que amortizarlo, jejeje.

Os comento los ingredientes necesarios, si os parece, y nos ponemos manos a la obra:

  • 2 huevos de codorniz
  • 45 gr de arroz largo
  • 15 gr de zanahoria (de la que habíamos empezado con las albóndigas de Fuengirola)
  • 15 gr de jamón york en un taco (sí, lo confieso, a pesar de tener el blog hay noches que sigo cenando sándwich mixto… 😉 )
  • 15 gr de guisantes (abriremos un bote medianito, de unos 200 gr, que nos servirá para esta receta y las dos siguientes. Los que no usemos hoy, pasarlos a un frasquito de cristal junto con el caldo de la lata y mantenerlos en la nevera).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva suave u otro aceite vegetal (que los chinos no cocinan con el de oliva, ¿no?)
  • Sal

Para preparar este plato, lo primero que tenemos que hacer es poner a cocer el arroz en una cazuela con abundante agua con sal y mantener a fuego fuerte hasta que esté al dente. No lo terminéis de cocer del todo puesto que, como luego lo vamos a saltear en el wok, correríamos el riesgo de que se hiciera demasiado. Dejarlo, simplemente, un poquito duro. Cuando lo tengáis en ese punto, sacarlo del fuego y escurrirlo y lavarlo bajo el agua del grifo para cortar la cocción.

Pero no nos adelantemos, mientras el arroz se cuece tenemos la tarea de picar la zanahoria y el jamón york en tacos pequeños, como los de la foto. Es decir, el jamón del tamaño de un guisante y la zanahoria un poco más pequeña.

Otra cosa que podéis ir haciendo mientras el arroz se cuece, es abrir cascar los huevos y batirlos en un bol con un poco de sal, como si fueran para tortilla.

Supongamos que ya tenemos el arroz cocido y bien escurrido (tened precaución de que esté lo más seco posible, pues el agua nos estropearía el salteado). Ese momento llegará 😉 pero si os queda algún lapso de tiempo lo podéis utilizar para ir poniendo la mesa, llamar a algún amigo por teléfono o para abrir una cervecita bien fría.

¿Ya está todo a punto? Bien, pues ahora sí, vamos a poner el wok al fuego, al 70% de potencia. Cuando esté caliente, le añadimos las 2 cucharadas de aceite y echamos la zanahoria picada, removemos bien para que se saltee igual por todos los lados y mantenemos así durante 1 minuto. Pasado éste, le añadimos el jamón de york y seguimos salteando durante 30 segundos. Ahora llega el turno de añadir el arroz y los guisantes, todo junto, y una pizca de sal, y seguimos moviendo vigorosamente durante otros 30 segundos.

Ahora viene la parte difícil!! El truquito que usan los chinos para tener esos pedacitos finos de tortilla es añadir el huevo “en hilo”. ¿Esto como se hace? Pues bien, apartáis el contenido del wok en uno de los lados y, sobre la pared del wok que nos ha quedado vacía, vamos dejando caer el huevo batido tan poco a poco que lo que vaya cayendo al wok sea, efectivamente, un hilo que se cuajará enseguida con el calor del wok. Conforme se vaya cuajando, apartamos con la espátula al lado donde tenemos el arroz, y continuamos con la operación hasta que hayamos cuajado los dos huevos de codorniz batidos. Et voilá! Le damos una vuelta al contenido del wok para mezclar todo bien y servimos acompañado de nuestras salsas orientales preferidas (salsa agridulce picante o soja, en mi caso). ¡¡Bueno provecho!!

044_Arroz3Delicias

34. Wok de Langostinos y Brócoli en Salsa de Ostras (17 min)

Esta receta me pareció sublime cuando la probé en un restaurante asiático cercano a mi trabajo, así que no pude evitar la tentación de investigar y practicar hasta que me quedó prácticamente igual que la original. Os cuento ahora el resultado, pues es una receta ligera y saludable y la forma ideal de acabar la última ración de brécol que nos quedaba en la nevera.

Los ingredientes que váis a necesitar os los comento a continuación, un par de ellos (la salsa de ostras y el aceite de sésamo) son un poco más específicos de la cocina asiática, pero son relativamente fáciles de encontrar ya en grandes superficies o tiendas especializadas. En mi caso, los compré en Makro, pero también podéis encontrarlos, por ejemplo en Tokyo Ya si estáis cerca de Madrid o Barcelona:

  • 70 gr de brócoli (pesado ya limpio y en ramitas, da justo para terminar el brécol que empezamos con las bolitas de arroz y el dip)
  • 8 langostinos crudos (yo he comprado una caja de langostinos crudos congelados, que viene muy bien pues basta con pasar la cantidad deseada del congelador a la nevera unas 8-10 horas antes de que lo vayamos a cocinar)
  • 20 gr de cebolla limpia
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo.
  • 2 cucharadas de salsa de ostras (oyster sauce).
  • Sésamo negro para decorar.

La preparación es la mar de fácil. Lo primero que tenéis que hacer es cortar la cebolla en juliana, pelar los langostinos y separar el brécol limpio en ramitas.

Cuando lo tengamos, ponemos a calentar el wok en el fuego y, 1 minuto después, le añadimos las 3 cucharadas de aceite de oliva. Tras ello añadimos la cebolla y lo removemos vivamente, salteandolo, durante 2 minutos. Después, añadimos el brócoli y lo seguimos salteando otros dos minutos. Por último, añadimos los langostinos y un poco de sal y seguimos salteando hasta que los langostinos dejen de estar transparentes (1 minuto y medio aprox). Este es el momento de añadir las 2 cucharadas de salsa de ostras, removiendo de la misma forma 2 minutos más para que quede bien integrado. Apagamos el fuego, añadimos ahora el aceite de sésamo (al aceite de sésamo le sienta mal el cocinado, por eso lo añadimos al final de la cocción). Removemos, emplatamos y servimos enseguida, espolvoreándolo con un poco de sésamo negro.

Espero que os guste!!

034_LangostinosBrocoliOysterSauce