16. Cake de dátiles (29 min)

Hoy aprovecharemos los dátiles que no utilizamos para los pinchitos para hacer este pastel estupendo para acompañar un cafetito a media tarde o un buen té. Os recomiendo este “maridaje” porque se trata de un pastel bastante denso, pero riquísimo. Ojalá pudieseis percibir el olor de la cocina mientras se estaba horneando… Bueno, ¡un momento! En realidad sí podéis, ¡¡sólo tenéis que preparar la receta!! Jejejeje. Os digo lo que vais a necesitar:

  • 75 gr de dátiles sin hueso
  • 1 huevo
  • 90 gr de harina para repostería.
  • 55 gr de azúcar moreno
  • 35 gr de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva suave (o bien 1 de virgen extra + 1 de girasol)
  • ¼ de cucharadita, de las de moka, de levadura química (tipo royal)
  • ½ cucharadita, de las de moka, de canela molida (1 gr aproximadamente)
  • 1/3 de cucharadita, de las de moka, de sal.

Para prepararlo:

Poner los dátiles en un cazo y añadir agua sólo hasta que los cubra. Poner el cazo al fuego y esperar a que hierva. Cuando comience a hervir, apagar el fuego y retirarlo, dejando que se enfríen unos minutos dentro del agua. Poner a calentar el horno a 180 grados.

Mezclar en un bol grande todos los ingredientes secos: la harina, el azúcar, la canela, la sal y la levadura.
Escurrir los dátiles, ponerlos en el vaso de la batidora y batirlos hasta hacer una pasta. Poner esta pasta de dátiles en otro bol, mientras aún esté templada y añadirle el resto de ingredientes húmedos: el huevo, la mantequilla fundida y el aceite. Mezclándolo todo muy bien hasta que esté completamente integrado.
Hacemos un hueco en el centro del bol de los ingredientes secos y verter en él la mezcla de los ingredientes húmedos. Con una cuchara, iremos haciendo movimientos en círculos cada vez más grandes (de dentro hacia afuera) hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado.

Preparar ahora el molde donde vayamos a hornear el cake, engrasándolo ligeramente y luego espolvoreándolo con harina y agitando boca abajo, de manera quede todo bien cubierto pero no nos queden pegotes de harina.

Metemos en el horno, con la posición ventilador, y horneamos unos 20 min o hasta que, cuando metamos la punta de un cuchillo en el bizcocho, ésta salga limpia. Sacamos del horno, dejamos enfriar al menos una hora, sacamos del molde y servimos.

Nota: Es muy importante que tengáis en cuenta la referencia del cuchillo para el horneado, porque el tiempo de horneado dependerá directamente del molde elegido. Por ejemplo, los 20 minutos que comento, son los que me hicieron falta en esta ocasión, que preparé con estas cantidades 2 cakes como los de la foto en unas flaneras de 8 cm de diámetro y unos 5 cm de alto.

016_CakeDatiles

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s